Foros de Llastres

Versión completa: La lluvia, Semana Santa y los mercaderes
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
La lluvia y la Semana Santa, un artículo de Koldo Campos Sagaseta
de Diario digital inSurGente, el miércoles, 4 de abril de 2012 a la(s) 18:36 ·
(Artículo que reedito todos los santos años por estas santas fechas).- “Este pueblo miserable -decía Valle-Inclán por boca de Max Estrella, uno de sus más entrañables personajes- transforma todos los grandes conceptos en un cuento de beatas costureras. Su religión es una chochez de viejas que disecan al gato cuando se les muere… España, en su concepción religiosa, es una tribu del centro de África”.

Todos los años, la Semana Santa pone de manifiesto hasta qué punto Valle-Inclán se mostraba generoso en sus juicios sobre la forma en que expresan su fe los españoles.

Lo recordaba mientras veía por televisión las “indescriptibles muestras de dolor de un pueblo”, aseguraba la reportera y confirmaba un capirote, que no entiende qué razones pueda tener la meteorología para negar sus favores a la Macarena, a las Siete Palabras o al Jesús del Gran Poder. Muchas de las procesiones previstas para miércoles y jueves fueron suspendidas.

Ignoro porqué en vez de regalarle a la imagen de la virgen tantos mantones bordados, esculpidos en flor, como atesora en años de procesiones, a nadie se le ha ocurrido, hasta el momento, donarle un impermeable que evite que la lluvia afecte la pintura de los íconos a hombros y, lo que es peor, a la intemperie. Al fin y al cabo, la comitiva de nazarenos, manigueteros, pertigueros, acólitos, fariseos, palmeros, portaestandartes, flagelados, crucificados, caballería, soldados romanos y pueblo de Belén en general, turistas incluidos, bien puede aceptar la lluvia como penitencia y empaparse una vez al año de meas culpas. Como consuelo, es fama que debajo de los pasos corre el aguardiente tanto como corre la cera por las calles, pero a falta de que alguien repare en el olvido y puedan las procesiones exhibir sus pasos cuando llueva, que a fin de cuentas también llovía en el Calvario, hora va siendo de que desistan de exponerse al ridículo invocando la divina gracia para un soleado viernes tan espléndido como imposible. Los ruegos a Dios porque cese la lluvia y la procesión salga a la calle, reiterados ante las cámaras por un apesadumbrado centurión romano, una cofrade desolada y la propia Verónica rota en llanto, temo que Dios no va a atenderlos. Lo ha dicho la Meteorología, una suerte de ciencia que, según parece, cada vez sabe más del tema.

Tan acostumbrados como algunos están a encontrar en el buen tiempo pruebas de la voluntad divina, no entiendo porqué no se les ocurre considerar, también, como señal divina los aguaceros en estos días. Porque tantas húmedas circunstancias como han venido acompañando en los últimos años las procesiones, hasta podrían ser indicio de que Dios, finalmente, se ha cansado de que se tome su nombre en vano y apela al sabotaje del agua como forma de expresar su indignación. Esa divina lluvia podría sugerir que ya Dios no quiere penitentes descalzos ni envenenadas saetas, que no acepta que se suban los precios de las sillas y los palcos, ni la sobreventa de balcones y terrazas, o el llamado “Rito de los Caramelos” que promueven las hermandades en su página wep, que Dios ya está aburrido de tanta mojiganga y cofradía, de tanto capirote, de tanta hipocresía, de tanta vela en tan ajeno entierro, que Dios, simplemente, ya está harto de que sigan perpetuando la pasión de su hijo como turístico reclamo de vulgares mercaderes.

Hoy va a llover. Lo ha dicho la Meteorología, o lo que es lo mismo… Dios.

Por eso llueve.
Prohibida la manifestación contra los privilegios a la iglesia, el pueblo se organiza
Jueves 5 de abril de 2012. Nodo50 | Descargar artículo en PDF
Por Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores

A continuación podéis leer el comunicado conjunto, no obstante, nos han llegado noticias de que, tras esta desconvocatoria, grupos de personas muy enfadadas por la evidente falta de libertad que supone la prohibición de la manifestación y las declaraciones de el director general de la Policía Nacional en defensa de la Semana Santa, http://www.diariopalentino.es/notic..., entre otros motivos, han decidido concentrarse el próximo Jueves Santo en la Puerta del Sol a las 20.30 h.

Ante las injustas prohibiciones de la Delegación del Gobierno y del Tribunal Superior de Justicia y las amenazas directas del Jefe Superior de la Policía, TODAS las asociaciones convocantes DESCONVOCAMOS la manifestación prevista para el 5 de Abril a las 20:00 horas en Lavapies. También hemos decidido presentar recurso de reposición ante el Tribunal Superior de Justicia, recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional y solicitar una nueva manifestación a finales de Abril.

COMUNICADO POR LA PROHIBICIÓN DE LA MANIFESTACIÓN:

“Ningún privilegio a las iglesias. De mis impuestos, a las iglesias CERO

Las asociaciones y grupos organizadores de la manifestación queremos expresar nuestro más enérgico desacuerdo con los argumentos esgrimidos por la Delegación del Gobierno de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid para prohibir la misma y por ello exponemos:

• Nuestra intención. Con este acto se pretendía denunciar la inmensa cantidad de dinero, 11.000 millones de euros de los impuestos de todos, que el Estado entrega anualmente a las Iglesias – a la Iglesia Católica Apostólica y Romana en mayor medida. No hemos solicitado ninguna “procesión atea”, sino una manifestación de protesta por estos privilegios económicos, en una época de crisis en la que se está recortando en servicios sociales esenciales (educación, sanidad, pensiones, dependencia, etc.). Son la propia Delegación y algunos medios de comunicación los que han transformado esta denuncia económica en una cuestión política e ideológica.
• El día elegido. El derecho a la reunión, a la manifestación y a la libre expresión es de todos y todos los días. En un Estado democrático y aconfesional, estos derechos fundamentales no deberían estar limitados por el calendario de festejos cristiano ni de ninguna otra religión.
• El lugar y la hora elegidos. El recorrido y la hora han sido estudiados para no coincidir con ninguna procesión católica. Las calles propuestas, tres itinerarios diferentes en el barrio de Lavapiés, discurren en su mayoría por una zona de circulación restringida, por lo que son de escaso tráfico. En esta zona se ubican “numerosas iglesias”… como en cualquier otra de la ciudad de Madrid. Se han aportado planos demostrando que la distancia entre nuestro recorrido y el de las procesiones superaba los 500 m. Hemos propuesto manifestarnos a las 20h, y también a las 12h, cuando no está prevista ninguna procesión. En ambos casos, se nos ha prohibido el derecho fundamental de manifestación.
• La Semana Santa y el turismo. Nos acusan de falta de respeto hacia la religión pero la propia Delegación y el Tribunal tratan los actos religiosos como atracción turística. Mejor parada saldría la “imagen turística de la ciudad de Madrid” si se mostrase el lado amable y de buena convivencia de la ciudad, que tiene una de sus máximas expresiones en Lavapiés. Permitir esta manifestación sería una muestra de normalidad, tolerancia, variedad de opciones culturales y civismo. Tampoco parece lógico que para proteger la libertad religiosa, se tenga que restringir la libertad de los no creyentes.
• La vulneración del orden público. En el caso de que el orden público se vea alterado por la presencia de contra-manifestantes o grupos antagónicos a esta manifestación, la obligación de la Delegación del Gobierno es defender nuestra integridad física y el derecho a manifestarnos, y no prohibirnos la libre expresión. Todas las ideas, creencias u opiniones pueden y deben ser expuestas a debate.

Hemos decidido desconvocar la manifestación prevista para el día 5 de abril. Sin embargo, manifestamos la inquebrantable intención de seguir reivindicando nuestros derechos como seres humanos sanos y libres. Por ello, interpondremos un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Asociaciones y grupos organizadores de la manifestación “Ningún privilegio a las iglesias. De mis impuestos, a las iglesias CERO” Madrid, 2 de abril de 2012