Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿No se puede ser cristiano y socialista, monseñor?
#1

POLÍTICA [Imagen: 0000010452.jpg]
Colar el mosquito y tragarse el camello
¿No se puede ser cristiano y socialista, monseñor?
“En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos… ¡Ay de vosotros, maestros de la Ley y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino, y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad…! ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!” (Evangelio de Mateo, capítulo 23, versículos 2, 23 y 24). Con estas y otras muchas diatribas Jesús se enfrentaba una y otra vez al legalismo agobiante e hipócrita de unos líderes religiosos que dejaban de lado el corazón mismo del judaísmo.

<!-- Les invito a leer entero el cap&iacute;tulo 23 del Evangelio de Mateo. Ver&aacute;n que no hay nada nuevo bajo el sol. Hagan ustedes mismos la siguiente prueba: Anoten la cantidad de reprimendas casi diarias de los obispos espa&ntilde;oles en torno a sus propias obsesiones moralistas. Necesitar&aacute;n decenas y decenas de folios. Intente ahora encontrar alguna alusi&oacute;n suya, a lo largo de los &uacute;ltimos a&ntilde;os, a un conflicto que ya ha costado 9 millones de v&iacute;ctimas, el del &Aacute;frica Central. Un conflicto que ellos deber&iacute;an conocer bien, ya que son muchas las congregaciones misioneras que se est&aacute;n dejando all&iacute; la piel. Quiz&aacute; lo &uacute;nico que encuentren sea alguna nueva rega&ntilde;ina referente al uso del preservativo. Y eso en un continente que se muere de sida.

El Ungido
Claro que es incompatible ser socialista y ser cristiano&hellip; tal y como entiende esto &uacute;ltimo Fernando Sebasti&aacute;n. Pero, si fuese capaz de bajar por un momento de su c&aacute;tedra, deber&iacute;a interrogase m&aacute;s a fondo sobre la compatibilidad de lo que &eacute;l entiende por ser cristiano con lo que hist&oacute;ricamente dijo e hizo Jes&uacute;s, el Cristo (el Ungido). Lo grave es que &eacute;stas no parecen ser s&oacute;lo las proclamas exaltadas de un obispo em&eacute;rito. Si as&iacute; fuese, no merecer&iacute;a nuestra atenci&oacute;n. Pero todo indica que est&aacute; explicitando, poniendo voz, a lo que en realidad piensa una mayor&iacute;a de obispos espa&ntilde;oles.

Cuestiones morales, en definitiva
De hecho, las razones de Sebasti&aacute;n son las mismas que reitera incansablemente el ala mayoritaria del actual episcopado: aborto, matrimonio, familia, eutanasia, etc. Cuestiones morales, en definitiva. Pero de una moral exclusivamente individual y centrada hasta la obsesi&oacute;n en lo sexual. Que bascula tambi&eacute;n ahora sobre una segunda fijaci&oacute;n: Zapatero, l&iacute;der de un socialismo en absoluto beligerante pero no lo suficientemente d&oacute;cil. Una moral en la que est&aacute;n pr&aacute;cticamente ausentes no s&oacute;lo los grandes pecados y cr&iacute;menes sociales sino la dimensi&oacute;n social en s&iacute; misma.

&ldquo;Horizonte de la utop&iacute;a&rdquo;
Otros posicionamientos de signo contrario, como los de Cristianos por el Socialismo, no hacen este descarado reduccionismo de la Buena Nueva evang&eacute;lica. Existe tambi&eacute;n otra importante diferencia. &Eacute;stos mantienen lo que llaman &ldquo;el horizonte de la utop&iacute;a&rdquo;. Son bien conscientes de que, hoy por hoy, existe una distancia considerable entre la humanidad so&ntilde;ada por Jes&uacute;s junto a tantos de sus seguidores, asesinados tambi&eacute;n al igual que &eacute;l, como Martin Luther King o el obispo de El Salvador, Oscar Romero (este movimiento naci&oacute; en Chile en 1.972), y la generalidad de los proyectos pol&iacute;ticos existentes, incluido el socialista.

Fundamentalismos en racimo
Los posicionamientos de los obispos, por el contrario, parecen identificarse tan plenamente con una pol&iacute;tica neocon, que no le falta raz&oacute;n al director de El Plural, Enric Sopena, cuando afirma que no parecen ser ni cat&oacute;licos ni apost&oacute;licos ni tan siquiera romanos, sino m&aacute;s bien &ldquo;genoveses&rdquo;, aludiendo a la sede nacional del PP. En todo caso, como m&iacute;nimo, habr&iacute;a que hablar -como el te&oacute;logo Juan Jos&eacute; Tamayo- de fundamentalismos en racimo: &ldquo;El fundamentalismo religioso suele asociarse con otros de car&aacute;cter pol&iacute;tico, econ&oacute;mico, cultural y social, con los que establecen alianzas para defender con m&aacute;s eficacia el etnocentrismo cultural, una moral represiva&hellip; y una concepci&oacute;n religiosa restauracionista. Utiliza la religi&oacute;n de manera instrumental para sus fines expansionistas&hellip;&rdquo;

Paradigmas trasnochados
Y esa confrontaci&oacute;n entre un proyecto realista pero siempre ut&oacute;pico y otro tan conformista respecto a sistemas profundamente opresores, se da en definitiva porque uno nace del Evangelio y otro de paradigmas trasnochados de cristiandad. Uno utiliza los nuevos an&aacute;lisis sociopol&iacute;ticos y de todo tipo, al menos en alguna de sus partes, para encarnar el Evangelio en nuestro hoy. Otro, por el contrario, utiliza fragmentos descontextualizados del Evangelio para imponer sus apriorismos morales, dogm&aacute;ticos y pol&iacute;ticos. Uno nace con el objetivo de adecuar cada d&iacute;a m&aacute;s nuestro mundo de elites privilegiadas frente a masas de desheredados; nuestro mundo de injusticia e insolidaridad al sue&ntilde;o de Jes&uacute;s y tantos de sus seguidores: un &ldquo;reinado&rdquo; de paz y justicia, en el que en todo caso las creencias nunca se imponen. Y otro nace de anhelos restauracionistas de unos obispos que se empe&ntilde;an en convencernos a todos de que el suyo es el &uacute;nico proyecto de cristianismo, la verdadera religi&oacute;n. Proyecto del que son por a&ntilde;adidura los &uacute;nicos leg&iacute;timos representantes.

Sentido com&uacute;n
Frente a esta suplantaci&oacute;n del n&uacute;cleo m&aacute;s aut&eacute;ntico de la Tradici&oacute;n por sucesivas y cuestionables tradiciones humanas sobrea&ntilde;adidas levant&oacute; tambi&eacute;n Jes&uacute;s su voz (Evangelio de Marcos, cap&iacute;tulo 7, vers&iacute;culos 7 y 8). As&iacute; que no creo que haya que pensar en una especie de esquizofrenia colectiva para explicar el hecho de que el 82% de votantes socialistas se consideren a la vez cat&oacute;licos. M&aacute;s bien parece ser s&oacute;lo cuesti&oacute;n de sentido com&uacute;n, del que &uacute;ltimamente no parece ir muy sobrada la actual Conferencia Episcopal Espa&ntilde;ola.

Juan Carrero Saralegui, presidente de Fundaci&oacute; S&acute;Olivar y del Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el &Aacute;frica de los Grandes Lagos

-->Les invito a leer entero el capítulo 23 del Evangelio de Mateo. Verán que no hay nada nuevo bajo el sol. Hagan ustedes mismos la siguiente prueba: Anoten la cantidad de reprimendas casi diarias de los obispos españoles en torno a sus propias obsesiones moralistas. Necesitarán decenas y decenas de folios. Intente ahora encontrar alguna alusión suya, a lo largo de los últimos años, a un conflicto que ya ha costado 9 millones de víctimas, el del África Central. Un conflicto que ellos deberían conocer bien, ya que son muchas las congregaciones misioneras que se están dejando allí la piel. Quizá lo único que encuentren sea alguna nueva regañina referente al uso del preservativo. Y eso en un continente que se muere de sida.

El Ungido
Claro que es incompatible ser socialista y ser cristiano… tal y como entiende esto último Fernando Sebastián. Pero, si fuese capaz de bajar por un momento de su cátedra, debería interrogase más a fondo sobre la compatibilidad de lo que él entiende por ser cristiano con lo que históricamente dijo e hizo Jesús, el Cristo (el Ungido). Lo grave es que éstas no parecen ser sólo las proclamas exaltadas de un obispo emérito. Si así fuese, no merecería nuestra atención. Pero todo indica que está explicitando, poniendo voz, a lo que en realidad piensa una mayoría de obispos españoles.

Cuestiones morales, en definitiva
De hecho, las razones de Sebastián son las mismas que reitera incansablemente el ala mayoritaria del actual episcopado: aborto, matrimonio, familia, eutanasia, etc. Cuestiones morales, en definitiva. Pero de una moral exclusivamente individual y centrada hasta la obsesión en lo sexual. Que bascula también ahora sobre una segunda fijación: Zapatero, líder de un socialismo en absoluto beligerante pero no lo suficientemente dócil. Una moral en la que están prácticamente ausentes no sólo los grandes pecados y crímenes sociales sino la dimensión social en sí misma.

“Horizonte de la utopía”
Otros posicionamientos de signo contrario, como los de Cristianos por el Socialismo, no hacen este descarado reduccionismo de la Buena Nueva evangélica. Existe también otra importante diferencia. Éstos mantienen lo que llaman “el horizonte de la utopía”. Son bien conscientes de que, hoy por hoy, existe una distancia considerable entre la humanidad soñada por Jesús junto a tantos de sus seguidores, asesinados también al igual que él, como Martin Luther King o el obispo de El Salvador, Oscar Romero (este movimiento nació en Chile en 1.972), y la generalidad de los proyectos políticos existentes, incluido el socialista.

Fundamentalismos en racimo
Los posicionamientos de los obispos, por el contrario, parecen identificarse tan plenamente con una política neocon, que no le falta razón al director de El Plural, Enric Sopena, cuando afirma que no parecen ser ni católicos ni apostólicos ni tan siquiera romanos, sino más bien “genoveses”, aludiendo a la sede nacional del PP. En todo caso, como mínimo, habría que hablar -como el teólogo Juan José Tamayo- de fundamentalismos en racimo: “El fundamentalismo religioso suele asociarse con otros de carácter político, económico, cultural y social, con los que establecen alianzas para defender con más eficacia el etnocentrismo cultural, una moral represiva… y una concepción religiosa restauracionista. Utiliza la religión de manera instrumental para sus fines expansionistas…”

Paradigmas trasnochados
Y esa confrontación entre un proyecto realista pero siempre utópico y otro tan conformista respecto a sistemas profundamente opresores, se da en definitiva porque uno nace del Evangelio y otro de paradigmas trasnochados de cristiandad. Uno utiliza los nuevos análisis sociopolíticos y de todo tipo, al menos en alguna de sus partes, para encarnar el Evangelio en nuestro hoy. Otro, por el contrario, utiliza fragmentos descontextualizados del Evangelio para imponer sus apriorismos morales, dogmáticos y políticos. Uno nace con el objetivo de adecuar cada día más nuestro mundo de elites privilegiadas frente a masas de desheredados; nuestro mundo de injusticia e insolidaridad al sueño de Jesús y tantos de sus seguidores: un “reinado” de paz y justicia, en el que en todo caso las creencias nunca se imponen. Y otro nace de anhelos restauracionistas de unos obispos que se empeñan en convencernos a todos de que el suyo es el único proyecto de cristianismo, la verdadera religión. Proyecto del que son por añadidura los únicos legítimos representantes.

Sentido común
Frente a esta suplantación del núcleo más auténtico de la Tradición por sucesivas y cuestionables tradiciones humanas sobreañadidas levantó también Jesús su voz (Evangelio de Marcos, capítulo 7, versículos 7 y 8). Así que no creo que haya que pensar en una especie de esquizofrenia colectiva para explicar el hecho de que el 82% de votantes socialistas se consideren a la vez católicos. Más bien parece ser sólo cuestión de sentido común, del que últimamente no parece ir muy sobrada la actual Conferencia Episcopal Española.

Juan Carrero Saralegui, presidente de Fundació S´Olivar y del Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)