Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿Quién es Liu Xiaobo?
#1

16-12-2010

Lo que no dice el jurado ¿Quién es Liu Xiaobo?
Un manifiesto de la guerra: El Premio Nobel de Liu Xiaobo

Domenico Losurdo
domenicolosurdo.blogspot.com


Transmitido en directo por todos los canales de televisión más importantes del mundo, el discurso del presidente del Comité Nobel pronunciado con ocasión de la adjudicación del Nobel de la Paz Liu Xiaobo se presenta como un verdadero manifiesto de guerra.
El concepto fundamental es tan claro como grosero y maniqueo: las democracias nunca han hecho la guerra y no hacen la guerra entre ellas, y por lo tanto para hacer triunfar de una vez por todas la causa de la paz, debemos extender la democracia a nivel mundial.

El que habla así ignora la historia, no tiene en cuenta, por ejemplo, la guerra que, desde 1812 hasta 1815, se desarrolló entre Gran Bretaña y los EE.UU. Se trata de dos países "democráticos" y que, además, forman parte de la "pragmática" y "pacífica" cepa anglosajona.

Sin embargo, la furia de la guerra es tal que Thomas Jefferson compara al gobierno británico con "Satanás", y llega a declarar que Gran Bretaña y EE.UU. han entablado una "guerra eterna" destinada a concluir con el "exterminio" de una u otra parte".

Al identificar la causa de la paz y la causa de la democracia, el presidente del Comité Nobel embellece la historia del colonialismo, que a menudo vio a países "democráticos" promover el expansionismo, el recurso a la guerra, a la violencia más brutal y llegar a prácticas genocidas.

Pero no se trata sólo del pasado. Con su intervención, el presidente del Comité Nobel ha legitimado a posteriori la primera guerra del Golfo Pérsico, la guerra de Yugoslavia y la segunda Guerra del Golfo, todas realizadas por las principales "democracias" y en nombre de la "democracia".

Ahora el mayor obstáculo para la difusión universal de la democracia está representado por China, que por lo tanto constituye también el foco de guerra más peligroso; luchar por todos los medios para un "cambio de régimen" en Pekín es una noble empresa al servicio de la paz: este es el mensaje que se transmitió desde Oslo y con el que se ha bombardeado a todo el mundo, y que fue transmitido mientras que la flota militar de EE.UU. sigue bombardeando "entrenándose" a poca distancia de las costas chinas.

En su tiempo, un ilustre filósofo "democrático" y occidental, John Stuart Mill defendió las Guerras del Opio contra China, como contribución a la causa de la libertad: la libertad del "comprador" antes que la "del productor o del vendedor”. Es en la línea de esta funesta tradición colonialista en la que se han situado los señores de la guerra de Oslo.

El manifiesto publicado por el presidente del Comité Nobel debe sonar como una campana de alarma para aquellos que realmente sienten la causa de la paz.

Fuente: Blog del autor, Domenico Losurdo: Sul Premio Nobel a Liu Xiaobo

Traducción Alfredo Embid.

Artículo relacionado: Lo que no dice el jurado del Premio Nobel. ¿Quién es Liu Xiaobo? (Domenico Losurdo)

¿Quién es Liu Xiaobo? [Voltaire]
#2

¿Merece realmente Liu Xiaobo el Premio Nobel de la Paz? Tariq Ali
Asturbulla, 16-12-2010

“Bush tenía razón al ir a la guerra”



El receptor del Premio Nobel de la Paz del pasado año intensificó la guerra en Afganistán pocas semanas después de recibir el premio. El galardón le sorprendió incluso a él mismo, Obama. Este año, el gobierno chino fue tan tonto como para convertir en mártir a Liu Xiaobo, un neocon que preside el PEN chino. Nunca le habían arrestado, pero los políticos noruegos que forman el Comité del Nobel, dirigidos por Thorbjorn Jagland, un ex primer ministro laborista, querían darle a China una lección. Y con este objetivo, ignoraron los puntos de vista de su héroe.

O quizá no, teniendo en cuenta que sus propios puntos de vista son bastante parecidos a los de él. El Comité pensó incluso en darle a Bush y Blair un Premio Nobel de la Paz compartido por invadir Iraq, pero la protesta pública obligó a retirar tal propuesta.

Por si no lo sabían, Liu Xiaobo ha afirmado públicamente que, en su opinión:

La tragedia de China fue que una potencia occidental o Japón no la colonizaran hace al menos 300 años. Esto al parecer la habría vuelto civilizada para siempre;
Las guerras de Corea y Vietnam que EEUU emprendió eran guerras contra el totalitarismo y sirvieron para afianzar la “credibilidad moral” de Washington.
Bush tuvo razón en ir a la guerra contra Iraq y las críticas del Senador Kerry fueron pura difamación.
¿Afganistán? Sin sorpresas: apoyo total a la guerra de la OTAN.
Tiene derecho a mantener esas opiniones, pero ¿también a conseguir un Nobel de la Paz por ellas?

El jurista noruego Fredrik Heffermehl sostiene que la postura del comité es contraria a la voluntad y testamento dejados por el inventor de la dinamita cuyo legado financia los premios:

“El Comité del Nobel no ha recibido el dinero de los premios para utilizarlo a su libre albedrío, sino que se le confió para trabajar en el objetivo fundamental de la lucha en aras de la paz y para romper el círculo vicioso entre la carrera de armamentista y los juegos de poder militar. Desde este punto de vista, el Nobel de la Paz de 2010 es un premio ilegítimo concedido por un comité ilegítimo.”

Tariq Ali nació en Lahore en 1943. Estudió Filosofía y Ciencias Políticas en el Exeter College de la Universidad de Oxford y vive en la actualidad en Londres. Colabora habitualmente con The Guardian, CounterPunch y London Review of Books. Fue editor de la revista New Left Review. Su libro más reciente es “The Obama Syndrome: Surrender at Home, War Abroad”, publicado en Verso.

CounterPunch
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Fuente: http://www.counterpunch.org/tariq12132010
#3

Los premios NOBEL están ya llegando a un grado de "prostitución" descarada, sobre todo aquellos que están relacionados con la política. La literatura es arte (si es bella), no dudo que Vargas Llosa hace literatura; pero los literatos, como humanos que son, pueden no ser artitas (como personas) aunque se dé la paradoja de que hagan arte... Éste ha dado muestras de su inclinación política y de cuáles son sus amigos y enemigos; desde mi punto de vista está con los poderosos, los que cometen las injusticias más aberrantes, los poderosos del sistema; y ya no engaña por mucho que lo disfrace con discursos literarios.

En cuanto al siguiente de Obama (en los premios de la "Paz"), está clarísimo el funcionamiento del sistema capitalista: Miedo, pánico a China porque se está comiendo el DIOS MERCADO a EE.UU. y a Europa, y claro, el sistema utiliza todos los resortes del engaño para mantener idiotizado y narcotizado al personal.

Hay que seguir manteniendo la cultura del privilegio: Unos en AVE y los demás en alpargates: y así se hace camino al "andar"

¿Que piensa el actual premio nobel de la PEACE?:

"Por si no lo sabían, Liu Xiaobo ha afirmado públicamente que, en su opinión:

La tragedia de China fue que una potencia occidental o Japón no la colonizaran hace al menos 300 años. Esto al parecer la habría vuelto civilizada para siempre;
Las guerras de Corea y Vietnam que EEUU emprendió eran guerras contra el totalitarismo y sirvieron para afianzar la “credibilidad moral” de Washington.
Bush tuvo razón en ir a la guerra contra Iraq y las críticas del Senador Kerry fueron pura difamación.
¿Afganistán? Sin sorpresas: apoyo total a la guerra de la OTAN.
Tiene derecho a mantener esas opiniones, pero ¿también a conseguir un Nobel de la Paz por ellas?"


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)