Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

638 planes de asesinato
#1

Firmas Foros Blogs Cartas lectores Encuentros
Lne.es » Opinión
Noticia anterior Noticia siguiente
Inventario de perplejidades
638 planes de asesinato
n Una serie de la televisión estatal cubana recoge algunos de los intentos de acabar con la vida de Fidel Castro

VOTE ESTA NOTICIA

Enviar

Imprimir

Aumentar el texto

Reducir el texto
638 planes de asesinato
638 planes de asesinato

JOSÉ MANUEL PONTE La televisión estatal cubana ha empezado a emitir los domingos, en horario de máxima audiencia, un serial («El que debe vivir») que recoge algunas de las 638 tentativas de asesinato que sufrió Fidel Castro, retirado del ejercicio diario del poder desde hace casi cuatro años a causa de una enfermedad de complicada evolución. El serial, siete capítulos de 70 minutos de duración cada uno, ha supuesto un trabajo de tres años (prácticamente se inició el rodaje poco después de conocerse la enfermedad del líder revolucionario) y en él han participado 243 actores y 800 extras, además de la utilización de abundante material de archivo.

No he tenido la ocasión de ver ninguno de esos capítulos, pero puedo imaginarme que se trata de una obra en la que se glorifica constantemente al personaje central de la trama y se destaca su carácter de héroe predestinado a cumplir una alta misión histórica. Una misión que exige sortear toda clase de peligros y asechanzas, saliendo indemne de todas ellas, tal y como exigiría el guión de cualquier película de aventuras de la factoría Hollywood. En los tiempos, claro está, en que se hacían buenas películas en los estudios californianos y no bodrios sobre macarras fascistoides que disparan pesados bazookas por la calle con la misma soltura que los pistoleros del Oeste sus revólveres.

Indudablemente, la vida de Fidel Castro da para varias películas de acción trepidante, cualquiera que sea el juicio político que merezca su figura. Por lo que he leído en la prensa, en el serial se recogen algunos de los atentados que se tramaron contra él, la mayoría de los cuales exigía una planificación sofisticada y tan imaginativa que hasta parece inverosímil. En un caso se intentó camuflar fusiles dentro de unas cámaras de televisión, y en otro, se pretendió enloquecer a Castro con unas dosis de LSD durante un programa de televisión en directo. En una tercera oportunidad quisieron impregnarlo con bacterias del bacilo de la tuberculosis aplicadas a un traje de buzo aprovechando su conocida pasión por la pesca submarina. Por no mencionar los puros envenenados, los batidos de chocolate con cianuro y las pelotas de béisbol rellenas de explosivos. Ni que decir tiene que la práctica totalidad de estos atentados fallidos son de la autoría de los servicios secretos de Estados Unidos, la gran potencia que no podía permitir un experimento revolucionario de izquierdas en su patio trasero.

Los intentos de asesinato de los líderes políticos son una práctica corriente en la política internacional, desde hace siglos, y no vamos a sorprendernos por ello. Algunos tienen éxito, otros quedan en grado de tentativa y bastantes se ocultan a la opinión pública. En ese sentido, no hay mucha diferencia con las prácticas gansgteriles en cuanto a metodología. El presidente francés Charles de Gaulle escapó vivo de milagro a varios intentos de acabar con su vida. Y también han sido frecuentes las conspiraciones criminales contra destacados personajes de la vida pública norteamericana, bastantes de los cuales continúan sin aclarar. Igual que, en Italia, las muertes del dirigente demócrata-cristiano Aldo Moro y del Papa Juan Pablo I, aquel ingenuo que quiso echarle un vistazo a las cuentas de El Vaticano. Con esos antecedentes, la supervivencia de Fidel Castro, una pieza codiciada de la cinegética imperial, no deja de tener su mérito. Haber llegado a los 83 años, tras esquivar 638 planes de asesinato, es un récord inalcanzable.

Anuncios Google
Calcular Seguros de Coche

Compara 20 aseguradoras en 3 min. Ahorra hasta 5


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)