Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Aznar: Emperador, Zar y lo que le echen
#1

ARTÍCULOS DE OPINIÓN
  • [Imagen: 0000011830.jpg&an=38]
  • FRANCISCO QUINTERO

    31/08/2008





Aznar: Emperador, Zar y lo que le echen
La vuelta a todo esto que llamamos rutina resulta verdaderamente complicada; ya de por sí es difícil volver a soportar atascos, horarios inflexibles, trabajos pendientes, propósitos de enmienda y así un largo etcétera que trae bajo el brazo el final de las vacaciones. Sin embargo, lo que ya lo hace insufrible es regresar y desayunar con una entrevista al ex presidente Aznar realizada por la periodista Esther Esteban en “el periódico de la democracia” El Mundo.

<!-- Por aquello del halo cristiano que envuelve la educaci&oacute;n que a lo largo de tantos a&ntilde;os hemos recibido, siempre tiende uno a entender que lo mejor ante situaciones como &eacute;sta es dejar pasar y no entrar en la literalidad del contenido. Pero en este caso y siguiendo algunos s&iacute;miles taurinos entro al trapo y es imposible evitarlo si se lee con detenimiento la trascripci&oacute;n del encuentro entre la Sra. Esteban y el Sr. Aznar.

La bandera&hellip;
La est&eacute;tica de la fotograf&iacute;a que acompa&ntilde;a la entrevista es de por s&iacute; algo indigesta; observar al ex presidente detr&aacute;s de una bandera de Espa&ntilde;a, mirando al horizonte en cierta manera como garante de su identidad es bastante preocupante. La bandera pertenece a todos, no s&oacute;lo a unos pocos por mucho que intenten apropi&aacute;rsela, y son muchos los millones de espa&ntilde;oles que no necesitan que le defiendan su identidad.

Megal&oacute;mano
La megaloman&iacute;a debe entenderse como una vocaci&oacute;n permanente de estar en primera l&iacute;nea de batalla, cueste lo que cueste, y poder controlarlo todo, valorando tanto lo que es acertado como lo que no lo es. En este caso, los aires de grandeza del ex presidente nos hacen confundirlo con un Emperador, Zar o lo que le echen, porque &eacute;l podr&iacute;a con todo y algo m&aacute;s.

&iquest;La mejor Espa&ntilde;a?
La actualidad manda y el titular de la entrevista del Presidente de la FAES hace referencia a la econom&iacute;a cuando dice: &ldquo;Dej&eacute; como herencia el pa&iacute;s m&aacute;s rico de la historia de Espa&ntilde;a&rdquo;. Estoy convencido de que se refiere a que era m&aacute;s rico para unos pocos, porque habr&aacute; olvidado que redujo considerablemente la cuant&iacute;a y el n&uacute;mero de becas, que nunca subi&oacute; por encima de la inflaci&oacute;n las pensiones asistenciales no contributivas, que liberaliz&oacute; el suelo propiciando la mayor alza de precios en la vivienda de la historia y que firm&oacute; un Decreto para abaratar el despido, entre otras lindezas, que le tumbaron los tribunales.

Af&aacute;n de protagonismo
Prosigue con la situaci&oacute;n internacional y recuerda que la foto de las Azores &ldquo;fue el momento hist&oacute;rico m&aacute;s importante que ha tenido Espa&ntilde;a en 200 a&ntilde;os&rdquo;. &Eacute;sta es la prueba m&aacute;s evidente de que Aznar nunca ha cre&iacute;do en Europa y siempre se ha sentido atra&iacute;do por el ingente poder estadounidense en manos del presidente Bush. Evidenciando que tiene muy poca memoria hist&oacute;rica, tal vez ha olvidado el ingreso de Espa&ntilde;a en la Uni&oacute;n Europea, pero debe de ser que como los que firmaron el ingreso fueron el Rey acompa&ntilde;ado por Felipe Gonz&aacute;lez, le quitaron protagonismo.

Olvido sistem&aacute;tico
A pesar de todo esto, a&uacute;n quedan algunas perlas de enorme calado, la m&aacute;s llamativa de las restantes pasa por la ecuaci&oacute;n que hace al igualar Movimiento de Liberaci&oacute;n Nacional Vasco (famoso MLNV del que habla en su declaraci&oacute;n sobre los contactos con ETA en su primer gobierno) con ETA y con el PNV. Cuando dice: &ldquo;El PNV no quiere la derrota de ETA, quiere la derrota de Espa&ntilde;a a trav&eacute;s de una negociaci&oacute;n con ETA [&hellip;] una parte del PNV es el Movimiento de Liberaci&oacute;n Nacional Vasco, todo ese entramado&rdquo;. De nuevo vuelve a pecar de mala memoria, tal vez no recuerda que el PNV es un partido democr&aacute;tico muchas d&eacute;cadas antes que &eacute;l pensara siquiera en crear su partido de derechas.

Tiempo al tiempo
Propio de la grandiosidad de su personalidad, no puede evitar acabar la entrevista con el broche perfecto cuando responde a la periodista respecto al 11-M: &ldquo;Ni intentamos mentir ni nuestra posici&oacute;n era una triqui&ntilde;uela partidista&rdquo;. Lo m&aacute;s sorprendente de esta frase pasa por preguntarse cu&aacute;ntas sentencias judiciales necesitar&aacute; para acabar con teor&iacute;as de la conspiraci&oacute;n o qu&eacute; fragmentos de lo vivido en aquellos momentos por su gobierno ha olvidado. No necesita excusa Sr. Aznar, se presupone de un gobierno democr&aacute;tico que no miente, pero tal vez ser&aacute; su memoria que tiene lapsus. Afortunadamente el tiempo, la raz&oacute;n y la justicia no se disfrazan de megal&oacute;manos.


Francisco Quintero es escritor

-->Por aquello del halo cristiano que envuelve la educación que a lo largo de tantos años hemos recibido, siempre tiende uno a entender que lo mejor ante situaciones como ésta es dejar pasar y no entrar en la literalidad del contenido. Pero en este caso y siguiendo algunos símiles taurinos entro al trapo y es imposible evitarlo si se lee con detenimiento la trascripción del encuentro entre la Sra. Esteban y el Sr. Aznar.

La bandera…
La estética de la fotografía que acompaña la entrevista es de por sí algo indigesta; observar al ex presidente detrás de una bandera de España, mirando al horizonte en cierta manera como garante de su identidad es bastante preocupante. La bandera pertenece a todos, no sólo a unos pocos por mucho que intenten apropiársela, y son muchos los millones de españoles que no necesitan que le defiendan su identidad.

Megalómano
La megalomanía debe entenderse como una vocación permanente de estar en primera línea de batalla, cueste lo que cueste, y poder controlarlo todo, valorando tanto lo que es acertado como lo que no lo es. En este caso, los aires de grandeza del ex presidente nos hacen confundirlo con un Emperador, Zar o lo que le echen, porque él podría con todo y algo más.

¿La mejor España?
La actualidad manda y el titular de la entrevista del Presidente de la FAES hace referencia a la economía cuando dice: “Dejé como herencia el país más rico de la historia de España”. Estoy convencido de que se refiere a que era más rico para unos pocos, porque habrá olvidado que redujo considerablemente la cuantía y el número de becas, que nunca subió por encima de la inflación las pensiones asistenciales no contributivas, que liberalizó el suelo propiciando la mayor alza de precios en la vivienda de la historia y que firmó un Decreto para abaratar el despido, entre otras lindezas, que le tumbaron los tribunales.

Afán de protagonismo
Prosigue con la situación internacional y recuerda que la foto de las Azores “fue el momento histórico más importante que ha tenido España en 200 años”. Ésta es la prueba más evidente de que Aznar nunca ha creído en Europa y siempre se ha sentido atraído por el ingente poder estadounidense en manos del presidente Bush. Evidenciando que tiene muy poca memoria histórica, tal vez ha olvidado el ingreso de España en la Unión Europea, pero debe de ser que como los que firmaron el ingreso fueron el Rey acompañado por Felipe González, le quitaron protagonismo.

Olvido sistemático
A pesar de todo esto, aún quedan algunas perlas de enorme calado, la más llamativa de las restantes pasa por la ecuación que hace al igualar Movimiento de Liberación Nacional Vasco (famoso MLNV del que habla en su declaración sobre los contactos con ETA en su primer gobierno) con ETA y con el PNV. Cuando dice: “El PNV no quiere la derrota de ETA, quiere la derrota de España a través de una negociación con ETA […] una parte del PNV es el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, todo ese entramado”. De nuevo vuelve a pecar de mala memoria, tal vez no recuerda que el PNV es un partido democrático muchas décadas antes que él pensara siquiera en crear su partido de derechas.

Tiempo al tiempo
Propio de la grandiosidad de su personalidad, no puede evitar acabar la entrevista con el broche perfecto cuando responde a la periodista respecto al 11-M: “Ni intentamos mentir ni nuestra posición era una triquiñuela partidista”. Lo más sorprendente de esta frase pasa por preguntarse cuántas sentencias judiciales necesitará para acabar con teorías de la conspiración o qué fragmentos de lo vivido en aquellos momentos por su gobierno ha olvidado. No necesita excusa Sr. Aznar, se presupone de un gobierno democrático que no miente, pero tal vez será su memoria que tiene lapsus. Afortunadamente el tiempo, la razón y la justicia no se disfrazan de megalómanos.


Francisco Quintero es escritor




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)