Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Aznar humilla a Rajoy
#1

ENRIC SOPENA

11/12/2007

Cabos sueltos

Aznar ha vuelto a humillar públicamente a su sucesor. Quien manda en el PP es él y lo demás son milongas. Había iniciado Rajoy -con la pusilanimidad y el escaso tino que le caracterizan- un tímido giro hacia el centro, cuando Aznar ha reaparecido de pronto en el escenario y le ha desbaratado de una tacada el invento.
La verdad es que el líder del PP parece más bien un tipo desafortunado. “A Rajoy le deseo suerte, que no la tiene”, le viene a decir Fraga al periodista Enrique Beotas, antiguo colaborador del fundador de AP/PP y, desde hace muchos años, buen amigo mío. Eso lo escribe Beotas en el libro que acaba de publicar y que fue presentado anoche. ¡Menudo elogio! ¡No tiene suerte!

Rajoy no tiene, en efecto, suerte. Le tocó la lotería política gracias al dedazo de Aznar, el 30 de agosto de 2003. Ni Rato ni Mayor Oreja. Él fue el designado. Faltaba medio año largo y pensó –también lo creía su entonces padrino- que ese tiempo se convertiría para él en un plácido paseo triunfal hacia la Moncloa.

Acabó siendo, sin embargo, un calvario. La guerra de su jefe y de los amigos de las Azores –guerra infame, a la que Rajoy no se opuso ni con la boca chica- le costó muy cara al candidato. Eso y la demencial gestión del 11-M llevada a cabo por Aznar, con la valiosa cooperación de Acebes, el verdadero discípulo bien amado en el que el mandamás de la derecha estuvo a punto de depositar todas sus esperanzas.

Y desde el 14-M, Rajoy no ha podido, ni sabido -ni probablemente querido- tocar pelota, marcar un gol, levantar el alicaído estado de ánimo de sus fieles. Le falta moral de victoria, señalaba Isabel San Sebastián, el otro día en El Mundo. Gallardón lo ensalzaba el domingo en ABC y hasta decía que en la actualidad el PP esta centrado.

Pero tal cosa no la piensa Gallardón ni en un mal sueño. Lo único que espera el alcalde de Madrid es que fallezca políticamente Rajoy y para ser él el heredero. Aquellos que más afirman quererlo son quienes tienen más ganas de que se vaya. Como le ocurre también a Esperanza Aguirre.

En todo caso, el escuálido crédito de Rajoy ha caído de nuevo por los suelos. Ante los micrófonos de Onda Cero largó Aznar y leyó la cartilla a toda su gente. Hay que seguir yendo a por todas. Más madera que es la guerra. Hay que continuar golpeando a Zapatero. En el asunto del terrorismo ni agua.

A Rajoy no le va a perdonar Aznar su presencia en la manifestación o concentración unitaria. Tampoco que le diera la mano a Zapatero en la misa por el guardia civil Fernando Trapero. Ni que pretenda postergar a Zaplana y Acebes. Ni sus guiños al centrismo. Aznar es mucho Aznar. Rajoy sólo ha sido un títere y poco más. Ya le queda un día menos de sufrimientos y de humillaciones.




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)