Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

bustio reclama su pescado
#1

Bustio reclama su pescado

Ribadesella pescó en el primer trimestre 20.708 kilos; Llanes, 303.233; Lastres, 24.514 y Bustio 21.704

19.04.10 - 02:23 - EVA SAN ROMÁN [email protected] | LLANES.

Parece que hablan para un inmenso vacío porque, trismestre tras trimestre, cuando toca hacer balance de las capturas de pesca, a la cofradía de Bustio no le salen las cuentas. El cierre del caladero de El Cachucho lleva minando sus estadísticas desde que éste se produjo y, pese a sus reclamaciones incansables, el silencio es la respuesta administrativa que les mantiene en su desazón por sobrevivir en el sector pesquero. El primer trimestre del año ha quedado cerrado con 21.704,11 kilos en capturas y los correspondientes 142.866 euros en ingresos.

Cuenta el presidente de la cofradía, Felipe Peñil, que lo que sucede es «insólito» y que, a día de hoy, «no tenemos dónde ir a pescar». Sólo piden una alternativa «porque si te quitan un caladero, tendrán que darte otra opción para continuar con el trabajo diario» de los pescadores. No están de brazos cruzados, pero lo único que pueden hacer es quejarse por «nuestro problema de siempre» y, además, «arreglarnos como podemos porque sabemos que no hay pesca y nuestras capturas están totalmente deterioradas». Si cierran El Cachucho, insiste Peñil, «nos deberían abrir la veda de rape» que les impide pescar en una zona cercana desde enero hasta junio. Dejando abierto este caladero los marineros de Bustio dejarían de estar condicionados por los avatares mensuales pesqueros y sobrevivir con más soltura que hasta el momento.

Aunque, para eso, necesitan también que se levante el cupo de la pesca de xarda (caballa) que quedó cerrado el pasado mes de marzo pese a que «ni tan siquiera está en peligro de extinción», es más, apunta Peñil, «he visto a marineros llorar de la impotencia porque prohiben la pesca de esta especie, tienes que pescar otra de la que apenas hay y ves bancos enormes de xarda debajo de la embarcación». Y así poco a poco la paciencia de los pescadores va llegando a su límite. «Si queremos pescar algo tenemos que ir más allá de diez millas, llegar a Santander o ir más allá de Lastres, es absurdo», lamenta Peñil, y no parece que vaya a solucionarse pronto. «Hemos enviado escritos, hemos ido a Madrid, hemos intentado dialogar», pero no les hacen caso y sus restricciones continúan. «Nos avocan a pescar lo que hay aquí, a agotar nuestras propias playas, cuando podríamos pescar otro tipo de peces», lamenta, «las autoridades, sean de un partido u otro, no siguen un criterio leal, simplemente nos marcan la pesca siguiendo negociaciones entre gobiernos, no entienden de pesca, sólo de trámites administrativos». En la familia de Peñil, resume, «llevamos tres generaciones de pescadores y a día de hoy no entendemos nada de lo que está pasando» y seguirán sin entenderlo hasta que haya «un reparto de la pesca coherente».

La situación de Bustio contrasta de algún modo con la de la cofradía de Ribadesella. Dice José Luis Cuervo, el patrón mayor, que su problema principal «es el tiempo» y si alguien tiene «una inmensa plancha gigante que calme el mar» debería acercarse hasta las costas riosellanas porque «sólo hemos salido a la mar una media de ocho ó nueve días al mes desde noviembre». Lo único que ha salvado sus estadísticas de este año «han sido las angulas», pero desde febrero que terminó la captura «no sacamos ni para pagar la Seguridad Social». Por ahora la cofradía riosellana ha logrado capturar 20.708 kilos para ingresar 319.722 euros.

Así que «mientras dure este tiempo tendremos que seguir amarrados» viendo además «cómo hay pesca de sobra» y lamentándose por «este viento nordeste que hacía tiempo que no duraba tanto». Y entre lo uno y lo otro, desde la cofradía esperan que las obras del puerto de Ribadesella «se terminen cuanto antes» y que «ésta» sea la vez definitiva en la que «los trabajos que están haciendo duren para siempre». Por el momento, celebran, «ya tenemos los contenedores que llevábamos pidiendo durante años para echar los aparejos» y ahora «a ver si todo acaba pronto para poder adecentar el muelle completo».

En Lastres, sin embargo, están contentos. «Hemos multiplicado por tres las capturas con respecto al año pasado», explica Jesús Menéndez. Sus impresiones en cifras se traducen en 24.514 kilos de capturas y 77.720 euros en ingresos, «para llevar tres meses no está nada mal», asegura. «Estamos contentos porque, además, tenemos nuevos mayoristas compradores» y ese dato hace que «podamos tener unas expectativas positivas» y no condicionar sus ventas a Avilés y Gijón.

Pero quien pone la nota más alta en las estadísticas es, sin duda, la cofradía de Llanes. El año pasado hicieron récord, y los tres primeros meses del año plantean un ejercicio infinitamente mejor que el anterior. Un total de 303.233 kilos de capturas y sus correspondientes 415.954 euros en ingresos hacen de la de Llanes una de las mejores cofradías de Asturias, «antes éramos los cuartos de la región, ahora subiremos puestos», asegura orgulloso el patrón mayor, Ángel Batalla. El movimiento de su pescado llega a «Barcelona, Madrid, Santander, Gijón, Avilés y hasta Zamora», recuenta. «El truco está en moverse, en salir a pescar, en no parar» para acumular datos tan positivos como estos y poder decir que «este año, y acaba de empezar, hemos superado todos los récords». La xarda fue su pescado estrella y quien marcó las estadísticas del primer trismestre ya que «capturamos 253.000 kilos», el rape y la pescadilla completaron las cifras. Aún con todo, señala Batalla coincidiendo con Peñil, «el cupo que han puesto para la xarda no ha hecho más que perjudicar a los pescadores» porque «lo que no se puede hacer es poner 400 toneladas para todo el cantábrico noroeste». Esa cantidad, señala, «no es nada» y cuando se cubre «hunden a pescadores como los de Bustio, por ejemplo».

Batalla celebra sus datos, pero también se solidariza con «la presión» a la que están sometidos sus compañeros del concejo vecino de Ribadedeva. «Las autoridades, los gobiernos, la Comunidad Económica Europea, no se dan cuenta o no quieren dársela de que detrás del sector pesquero hay una gran red de puestos de trabajo». Con el cierre de El Cachucho a la pesca y manteniendo la veda en otras partes, «no sólo perjudican a los pescadores de Bustio, detrás de ellos están los fresqueros, los pescaderos, los mayoristas... una serie de personas que generan empleo y contribuyen en el sector pesquero». Cada año, lamenta, «prohiben más cosas» y, de seguir así, van a dejar tocado el sector. Después, dice Peñil, «dirán que no hay relevo generacional».


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)