Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Camps al ataque ,rajoy a la espera.....
#1

DESDE LEVANTE

Camps al ataque, Rajoy a la espera y Ripoll a la suya

Las hostilidades entre el presidente provincial del PP de Alicante y su dirección regional siguen en aumento mientras que Génova cree que es asunto doméstico de Valencia.



EL LÍO ALICANTINO


Mariano Rajoy piensa que los problemas entre las direcciones de Valencia y Alicante se deben de resolver en el terreno doméstico. Quiere que se haga, además, cuanto antes.






Guías Locales
Andalucía
Aragón
Asturias
Baleares
Cantabria
Castilla La Mancha
Castilla y León
Cataluña
País Vasco
Extremadura
Galicia
Canarias
La Rioja
Madrid
Murcia
Navarra
Valencia
Barcelona
Madrid
Málaga
Sevilla
Valencia
Zaragoza



Hace unas semanas Francisco Camps reconocía con una frase ante su comité de dirección una situación que por enquistada ya era por todos conocida: "no me quiere, qué le vamos a hacer… Joaquín Ripoll no me quiere", unas palabras que podrían sonar a pura resignación pero que realmente venían a significar que ya se habían superado todos los límites de lo razonable y que no sería más condescendiente con el presidente provincial de Alicante en la escalada de las hostilidades para con la dirección regional del PP y también con su persona. Camps daba así carpetazo a las relaciones, rota la diplomacia, y cerraba la vía de comunicación con Ripoll que reducía (para lo imprescindible) al secretario general, Antonio Clemente, o el vicesecretario, José Ciscar. ¿La respuesta de Ripoll?, "pasar" de estos interlocutores y, por su buena relación, abrir diálogo directamente con Dolores de Cospedal.

Semanas después encajaba Ripoll un fuerte varapalo, en forma de notificación del Comité de Derechos y Garantías que en Valencia preside Juan Rodríguez Marín, por la suspensión de militancia de dos grandes colaboradores suyos Emigdio Tormo (en Elche y azote de la campista Mercedes Alonso) y Domingo Soler (Torrevieja, castigador del campista alcalde Pedro Hernández Mateo) que disparó las alarmas del ripollismo y elevó las críticas públicas a Camps hasta casi la insurrección. "Tocado" por la decisión de Valencia, pero no hundido, Ripoll lanzó su artillería pesada contra la dirección del PPCV, arengaba a sus masas bajo siempre la misma bandera del "alicantinismo" y ponía su punto de mira en Madrid para buscar el amparo de Génova y De Cospedal. Sin embargo, la manchega ya le advirtió que éste era un asunto de Ana Mato.

Y Mato no tragó porque de momento ha dado hasta tres veces largas al presidente provincial del PP de Alicante que pretendía abordar en Madrid con la vicesecretaria general de Organización el asunto de la suspensión de militancia cautelar de Tormo y Soler. No ha tenido ocasión Ripoll ni de presentar las quejas a Ana Mato en parte porque el mismísimo Mariano Rajoy no lo ha visto conveniente. "Es un tema de Valencia", le ha hecho ver a su vicesecretaria que ha aplicado estrictamente el "criterio Rajoy" evitando abordar asuntos resueltos por el valenciano Comité de Derechos y Garantías, órgano competente para adoptar la decisión tomada. El gozo de Ripoll en un pozo. Y Rajoy queda a la espera de que Valencia resuelva cuanto antes para evitar elementos distorsionadores en su carrera a La Moncloa.

Y ¿cómo responde Joaquín Ripoll a lo que él considera serios agravios? Pues dilatando en el tiempo, y en clarísimo incumplimiento de los Estatutos, hasta la paralización y la desobediencia las asambleas locales –un total de 51- que todavía restan por celebrarse en la provincia. Unos congresos que no tiene intención alguna de convocar y que podrían finalmente resolverse con la intervención de Valencia. Así, Clemente ya le ha trasladado a Ripoll que Camps no está dispuesto a chantajes de este tipo por lo que el 30 de junio debe tener cerrados todos los cónclaves. En mi modesta opinión, la dirección regional hace bien en poner un límite pero se equivoca dando tanto margen, los congresos deben celebrarse antes –cerrarlos como tarde en mayo- porque hay mucho trabajo por delante y estarán entonces a menos de un año de las elecciones municipales, donde Camps y el PP se juegan mucho.

IR ARRIBA


COMENTARIOS


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)