Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Carta al decano de los abogados madri
#1

16/03/2010
El Plural / Artículos de opinión

Otros artículos | Enviar | ARTÍCULOS DE OPINIÓN
GERARDO RIVAS
16/03/2010



Grosso Modo EL PLURAL
Carta al decano de los abogados madrileños por unas declaraciones sobre el juez Garzón

Estimado Antonio Hernández-Gil: Afirmaba usted en julio del pasado año que la percepción ciudadana de nuestra justicia no es buena por “la suma de dilaciones, ineficiencias, falta de medios y, sobre todo, de organización”. Pues me atrevo a contradecirle y le digo que se equivoca de pe a pa. Esta apreciación suya es como pensar que al familiar de un enfermo terminal le preocupase, antes que nada, el mal funcionamiento de un ascensor del centro sanitario donde se estuviese esperando su último respiro.
La ineficiencia y precariedad de medios preocupa -¡cómo no!- pero lo que realmente tiene sumida en la inquietud y el desasosiego a una gran mayoría de los ciudadanos de este país es que no se esté impartiendo justicia “como Dios manda” o, tal vez, porque se imparta en el sentido que un particular dios -el de ustedes, el de la derechona- quiera impartir en beneficio exclusivo de sus propósitos e intereses.

En unas declaraciones realizadas este domingo al diario El País, usted sostiene que no se debió escuchar a los abogados defensores de los imputados en el caso Gürtel, aunque el juez tuviese indicios y buscase evidencias de que algunos de estos letrados podrían estar ayudando a sus clientes a fin de blanquear dinero y, en este sentido, apostilla que “lo que hizo Garzón es gravísimo”.

Usted hace estas manifestaciones a pesar de que el teniente fiscal del Supremo, Juan José Martín-Casallo, haya avalado estas escuchas por la ineludible necesidad de investigar el delito de blanqueo de capitales que, según el recurso de súplica de la Fiscalía, “se seguía cometiendo desde el establecimiento penitenciario”.

Y usted realiza, además, estas declaraciones aunque como resultado de estas escuchas se consiguiese obtener evidencias de la implicación en la trama Gürtel de varias personas, entre ellas José Ramón Blanco Balín, que ha sido consejero, socio o administrador de grandes empresas, como el Banco Zaragozano, la cadena de hoteles NH, Barclays Bank o la empresa de fertilizantes Ercros y, también, vicepresidente de la Repsol privatizada por el gobierno de Aznar y presidida por un hombre de su entera confianza, Alberto Cortina, hijo del que fuera último ministro de Exteriores de Franco y nieto de Alberto Alcocer, alcalde de Madrid en los nefastos años de la posguerra, desde 1939 a 1946.

Pero no piense usted que esta relación de parentescos y de currículos empresariales la hago de forma gratuita. El director de este periódico en el que colaboro, Enric Sopena, recordaba este sábado en el programa televisivo La Noria una clarividente reflexión del presidente socialista de Chile, Salvador Allende, derrocado y asesinado por un golpe militar. Éste sostenía que conquistar el Gobierno en modo alguno significaba alcanzar el poder. ¡Y cuánta razón tenía!

El poder real en este país lo siguen teniendo los de siempre -la derechona- y se está evidenciando ostensiblemente, en la actualidad, cuando pretenden despedazar al juez Garzón porque ha osado investigar sus ilícitos negocios y los crímenes de sus ancestros.

Manos Limpias, la Falange, el jefe de los empresarios -¡que cojonuda es Esperanza Aguirre!-, ilustres militares -el hijo del vicepresidente franquista Muñoz Grandes ¡inquieto! por la Ley de Memoria Histórica y, además, lo pone negro sobre blanco y se publica en una web de las Fuerzas Armadas (http://www.fuerzas-armadas.es)-, la Iglesia Católica -¡inquieta! por todo lo que huela a rojerío y dispuesta a excomulgar a quien haga falta- jueces “presuntamente” prevaricadores dictando autos y sentencias contra el más elemental sentido de la justicia -¡a cualquiera se le olvida lo de “presunto” con la que está cayendo!- y, en fin, la formación política que los representa a todos, el Partido Popular que manifiesta cínicamente algo que debería ser obvio, pero que ellos saben que no lo es, que “Nadie, ni Garzón, está por encima de la ley”.

Para finalizar quisiera recordarle que usted, Antonio Hernández-Gil Álvarez-Cienfuegos -¡cuánto cursi guioncillo entre apellidos para dar lustre!-, fue nombrado consejero de Repsol el 6 de junio de 1997, compartiendo responsabilidades en esta empresa con el que llegó a ser su vicepresidente, el citado Blanco Balín, y que, ahora, ha sido imputado en el caso Gürtel gracias a las escuchas ordenadas por el juez Garzón; escuchas que, usted, seguramente guiado por la defensa de los principios del Estado de Derecho condena con tanta contundencia.

Serán casualidades pero... es lo que hay, señor decano.

Gerardo Rivas Rico es Licenciado en Ciencias Económicas


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje
Último mensaje por Grullos
25-08-11, 16:36



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)