Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Colunga llega a Haití
#1

[SIZE="4"]Colunga llega a Haití[/SIZE]

El misionero Miguel Ángel Gullón reparte en el país caribeño los medicamentos y alimentos procedentes del Oriente asturiano

[Imagen: dasein-albums-imagenes-de-llastres-com-p...erapaz.gif]

Artículo de Juan García. 30/01/2010
Colunga llega a Haití. El Comercio

El concejo de Colunga ha sido el primero de la comarca en materializar su solidaridad con el pueblo haitiano. La generosidad de sus gentes fue canalizada hacia el país caribeño a través de uno de sus vecinos, el religioso dominico Miguel Ángel Gullón, natural de Caravia e integrante de la ONG Acción Verapaz, con presencia permanente en la República Dominicana. Esta organización aparcó por unos días la atención a las comunidades campesinas de El Seybo para centrarse en los más necesitados, en los heridos y hambrientos del país vecino. Desde que el 12 de enero pasado un terremoto asoló Puerto Príncipe y otras ciudades haitianas, Acción Verapaz organizó un maratón radiofónico para recaudar fondos de ayuda. A su vez, Miguel Ángel Gullón contactó con sus padres y el párroco de Colunga para agregar a su trabajo la solidaridad de los colungueses. Ésta no tardó en llegar y los dos primeros convoyes cargados de medicinas y alimentos comenzaron a distribuirse el pasado fin de semana.

Uno de los cargamentos entró por el Sur, rumbo a un refugio de acogida en Puerto Príncipe y otro por el Norte, dirección a los hacinados hospitales de Cabaitano, donde también se estaban habilitando polideportivos para acoger a los centenares de desplazados que abandonan las grandes ciudades en busca de mayor seguridad en el campo. Según Miguel Ángel Gullón, «la realidad de la situación haitiana no tiene nada que ver con la que transmiten los medios de comunicación». Aún es peor. «Hay muchos heridos, muchas contusiones y caras caídas. Te encuentras con jóvenes que ante la ansiedad y el estrés generado por una catástrofe de esta envergadura te demandan medicinas para poder dormir un poco», explicó.

Miguel Ángel lleva diez años trabajando con la ONG Acción Verapaz en El Seybo, una ciudad situada a dos horas de Santo Domingo, capital de la República Dominicana, en la isla La Española, donde comparten territorio con Haití como país vecino. Allí tienen una radio educativa que lleva treinta y cinco años en el aire, «que además de ser el único medio de información en un lugar donde no hay teléfonos ni televisión, también sirve para formar y educar». Sus alumnos reciben el título correspondiente. Esta organización también ha abierto un centro de salud en la zona y lleva a cabo diferentes proyectos agrícolas «con el objeto de dar fuentes de trabajo a una comunidad eminentemente campesina». Son muchas las necesidades que atienden en El Seybo, múltiples carencias que se han visto agravadas con el terremoto de Haití. «Ahora hace falta mantener la solidaridad con Haití, porque vamos a necesitar mucho tiempo hasta que pueda recuperarse de esta devastación», dijo. También cree que el terremoto «será un antes y un después de Haití en sus relaciones con la República Dominicana y con el resto del mundo, porque ahora todos están pendientes de Haití». «A pesar de tantas muertes, esto puede significar el nacimiento de un pueblo que está recibiendo la ayuda y el apoyo de la comunidad internacional», añadió Miguel Ángel Gullón.

Gullón también lamentó que la primera ayuda internacional que llegó a la isla quedase colapsada en el aeropuerto y en la frontera «por la inseguridad y enorme descoordinación que genera una catástrofe de estas características». Pero además, la entrada en Haití de los 10.000 marines estadounidenses «también creó otro colapso» ya que no se pusieron a las órdenes de la Minustah, la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití, integrada por cascos azules y civiles, que lleva el control del país desde el derrocamiento de Jean Bertrand Aristide.

www.llastres.com
Foros de Llastres y Lluces

Si tienes alguna duda con el uso del foro, échale un vistazo a nuestra AYUDA.


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)