¡Bienveníos a los foros de Llastres! ¿Ya te registraste? No ye necesariu, pero si lo haces, podrás debatir y formar parte de la comunidad online más antigua de Llastres. Ye gratis!

Pa los usuarios antiguos >> Cómo recuperar vuestra cuenta antigua (porque no os acordáis de vuestra contraseña o email)

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Comparte este tema:

Completar la legislatura
#1

JOSEP RAMONEDA OPINIÓN
Completar la legislatura
JOSEP RAMONEDA 04/04/2010 EL PIS.COM

Vota Resultado 18 votos
Desde que Zapatero perdió el pulso a la crisis, empeñado en negarla, cíclicamente se repiten las especulaciones sobre un final anticipado de la legislatura. Hace un año se decía que Zapatero no pasaría la primavera de 2010, ahora algunos anuncian una situación límite para finales de año, con unos presupuestos imposibles. Estoy convencido de que Zapatero completará la legislatura sin mayores dificultades. Porque ésta es su voluntad y su interés (leves indicios de recuperación serían bálsamo para él y para que lleguen tiene que apurar el tiempo) y porque la táctica opositora de Rajoy, que circula con el freno puesto como si tuviera pánico a tomar la iniciativa, favorece el calendario del presidente.

La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
¿Qué debería ocurrir para que Zapatero no completara la legislatura? Por supuesto, que Zapatero lo decidiera: es el único que tiene capacidad para ello. Pero está claro que con los datos de hoy no es su opción. Por tanto, sería necesario que el presidente fuera obligado. ¿Cómo? Las opciones son cuatro pero ninguna parece viable.

Primera, una moción de censura que derribará al presidente. Pero la moción de censura en España es constructiva: es decir, no basta encontrar una mayoría parlamentaria para votar contra Zapatero, se necesita una mayoría para votar a favor de otro. Y esto en la actual composición del Parlamento es absolutamente imposible. No veo ni a IU, ni ERC, ni al BNG, por ejemplo, haciendo presidente a Rajoy.

Segunda, una revuelta interior del PSOE que obligara a Zapatero a ceder su puesto a otro. Posibilidad cero. Los murmullos de descontento que corren en el universo socialista expresan las sensación de que las cosas no se están haciendo bien, de que no se ha empatizado con la ciudadanía y de que no se ha aprovechado la debilidad de Rajoy, pero están muy lejos de constituir ni siquiera un esbozo de conspiración. El PSOE sabe que la situación se ha torcido, pero sabe también que la partida no está decidida. El poder de Zapatero sobre el partido es muy grande. Nadie dará un solo paso contra él. A lo sumo puede haber movimientos de posiciones ante una hipotética decisión de no volverse a presentar.

Tercera, la presión de la calle. Todos sabemos que los únicos que mueven de verdad la calle contra los gobiernos son los sindicatos. A ellos se deben tres huelgas generales que lastimaron seriamente a los gobiernos que las afrontaron. Las movilizaciones de la derecha son ideológicas y testimoniales. Nadie piensa que una manifestación contra el aborto o los matrimonios homosexuales pueda hacer caer un gobierno. Los sindicatos, en cambio, pueden llegar a la huelga general. Pero Zapatero ha sabido conectar con ellos y no hay indicios de que la sintonía se rompa, ni demandas populares que inciten a los sindicatos a la movilización. Saben que les conviene más Zapatero que Rajoy.

Cuarta, una derrota estrepitosa del Gobierno en las elecciones municipales, que pudiera interpretarse realmente como un agotamiento del electorado. Las municipales siempre han sido asumidas como voto de castigo. Quedará menos de un año para las elecciones generales. La legislatura estará prácticamente terminada. A lo sumo serán un anticipación de las generales pero no van a modificar el calendario.

Puestos a especular, quedaría un quinto supuesto: la sentencia del Constitucional sobre el Estatut de Cataluña. La rápida reacción de CiU al nuevo anuncio (y van unos cuántos) de aparición inminente de la sentencia, diciendo que si se toca un sólo artículo ya no será aceptable, confirma que está ya amortizada en Cataluña: salga lo que salga, el coro político-mediático la declarará inaceptable. Crujirán, una vez más, las hechuras del tripartito, pero a unos pocos meses de las elecciones la suerte parece echada. No llegará la sangre el río. CiU acaricia el retorno al poder y no va arriesgarlo a cualquier imprudencia. Naturalmente lo que más se oirá es la necesidad de consultar al pueblo catalán. CiU ya pide al adelanto de las autonómicas. Una salida muy facilona, a siete meses de las elecciones. ¿Pero qué tiene que ver con la sentencia del Constitucional? Nadie querrá correr el riesgo de convocar un referéndum para saber si la ciudadanía acepta el estatuto retocado. Y se volverá hablar del derecho a decidir, aunque CiU pondrá sordina, porque no quiere que cunda el pánico. Dados los gritos de ritual, aparecerán inmediatamente las fórmulas contemporizadoras. Y podría perfectamente ocurrir, aunque sea injusto, que la factura de la sentencia la pague Montilla más que Zapatero. Por lo menos, a corto plazo. Por eso será interesante la reacción del presidente catalán. Se la juega.


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)