Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Con la xenofobia también perderá las elecciones
#1

[Imagen: 0000008983.jpg]
Con la xenofobia también perderá las elecciones

Rajoy pretende que la factura de sus inmensos errores la paguen los inmigrantes

La factura de sus inmensos errores Mariano Rajoy pretende ahora que la paguen los inmigrantes. Es éste un recurso tan sobado como inicuo. Desde hace años, los políticos conservadores, cada vez que husmean la derrota en las urnas, tratan de convertir a los inmigrantes en chivos expiatorios. Atizan así el fantasma del miedo, a la vez que se erigen en custodios de sus compatriotas.
  • El mensaje es claro: sólo nosotros os salvaremos de la invasión de los bárbaros que acabarán echándoos de vuestro trabajo y hasta de vuestras casas, mientras vosotros, vuestras familias y vuestros vecinos sois víctimas de robos, asaltos, violaciones e incluso asesinatos. El mensaje es pérfido: ellos son los malos, nosotros somos los buenos.

    A un palmo de Le Pen
    El pionero de esta sinvergüencería perversa –que se sitúa políticamente a menos de un palmo del neofascismo o neonazismo- fue, hace ya décadas, el incombustible Jean-Marie Le Pen, el viejo líder de la extrema derecha francesa. Pero en poco tiempo el virus de la xenofobia saltó de la extrema derecha a la derecha sin complejos, que viene a ser lo mismo o muy similar, y hasta penetró en ciertos sectores del centro o del centro-izquierda acobardado, o de alguna que otra tercera vía descafeinada.

    Ejercicio sin riesgo
    Cargar contra los más débiles –aunque entre ellos haya también malvados, como los hay en todas partes- es un ejercicio relativamente cómodo y no arriesgado. Rajoy ha dicho que él nunca se enfrentará a los obispos. Los prelados, en un país como el nuestro, son más poderosos, por cierto, de lo que algunos estólidos creen. Pero ya ha abierto el fuego dialéctico apuntando a los inmigrantes. Se ha sacado de la manga un “contrato de integración” –que suena bien a los oídos pusilánimes- y ha enumerado una serie de medidas cuya música, más allá de la letra, no es precisamente celestial.

    Mano dura
    La presencia creciente de inmigrantes, que huyen del hambre y de la miseria, ha facilitado el discurso demagógico y simplista -a veces farisaicamente maquillado- de quienes culpan de no pocos males a la inmigración, presentada como sinónimo de delincuencia. Aquellos que predican directa o subliminalmente contra los inmigrantes y prometen mano dura para terminar con la inmigración, no sólo mienten, sino que saben que mienten. El problema es demasiado grave y demasiado complejo –y demasiado global- como para que se pueda resolver mediante paridas mentales como las que difunde Rajoy.

    Un desastre
    Rajoy ha demostrado durante la legislatura recién terminada que es un desastre como dirigente político al más alto nivel. Ha hecho una travesía errática, exenta de personalidad e incapaz de que él marcara el paso. Es un líder al borde ahora mismo del abismo. Ha transformado más aún de lo que ya era al PP en un partido de derecha radical. Ha dado tumbos y le ha estallado la guerra sucesoria en plena precampaña electoral.

    Se equivoca otra vez
    ¿Por qué los inmigrantes han de sacarle las castañas del fuego? Se equivoca otra vez. Cada vez que en estos cuatro años ha jugado con fuego –lo que ha hecho muy a menudo- Rajoy se ha quemado. Deje en paz a los inmigrantes, en su gran mayoría gentes honradas y laboriosas, y no provoque más incendios. Se quemará usted y dañará la convivencia. Con la xenofobia también perderá las elecciones.

    Enric Sopena es director de El Plural

el sr Rajoy = sr Lepen

xenofobia= odio o repugnancia a los extranjeros.
#2

Mi profesor de filosofía decía que en la mayoría de las ocasiones no era la xenofobia o el racismo lo que existía, sino la porofobia, el miedo a la pobreza; es decir, a nadie se le ocurriría negar el permiso de residencia a Michael Jordan, Tiger Woods o a William Smith, gente de color pero con dinero.

Si es cierto que en España cada vez existe más racismo en las grandes ciudades, alentado por el alto índice de criminalidad que ciertos sectores de inmigrantes, como poblaciones rumanas de etnia gitana o algunos venidos de ecuador.

Ciertamente es un problema de actualidad porque la violencia conduce a la inseguridad ciudadana que dicen. A nadie le gusta ir por la calle con miedo a que le roben. Si consiguen entrar en el chalet de Jose Luis Moreno... ¿qué no pueden hacer en nuestros hogares? (Aprovecho para comentar la ventaja de vivir en Lastres, que uno puede dejar la llave en la puerta con total seguridad). Pero los problemas no se resuelven apartándolos, sino buscando otro tipo de soluciones.

Todos entendemos o solemos pensar en la inmigración estereotipando a colectivos más marginales o pobres, como son el gitano, el pobre africano venido en patera, o el sudamericano de rasgos nativos (o a caso alguien tiene queja de venezolanos, argentinos, uruguayos...). No tengo ninguna duda que Rajoy se refería a ese tipo de colectivos, sabe que la situación en las grandes ciudades alcanza niveles de preocupación elevados y como ya no sabe de donde sacar votos, pues ha recurrido de forma sorprendente a esta idea tan propia de la eugenesia nazi.

Pero yo me pregunto ¿dónde quedan las mafias rusas, las bandas del este organizadas, el narcotráfico? ¿Acaso ellos no viven entre nosotros? Sí, claro que viven entre nosotros, pero esos puede que no interesen, por miedo o porque los métodos violentos que utilizan, las redes de prostitución y droga que crean y manejan no afectan ni interesan de una forma alarmante a la sociedad española. Estos no quitan votos al PP, por contra, los inmigrantes si, porque a fin de cuentas ¿a quien va a votar un inmigrante? Bueno, esta última la pongo en duda, porque todavía no entiendo como tanta gente pobre, con pagas míseras o como cierto sector de homosexuales sigue votando al Partido que lidera Mariano (que suerte tiene de que Marianico el corto este pillado)

Yo también soy de los que piensa que Rajoy no ganará ni por asomo; su oposición, en el sentido más literal de la palabra, porque todo lo que han hecho ha sido oponer; su aislamiento parlamentario, su cúpula, la encerrona al sector progresista del partido, sus ideas, su demagogia, su palabrería barata digna de chamanes tribales creo que le conducen a una derrota estrepitosa, pero bueno, eso ya es cosa de ellos, para el resto del mundo mejor.

"Obra de tal modo que la Máxima de tu Voluntad pueda ser Ley Universal" - Inmanuel Kant


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)