Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Del “Váyase, Sr. González” al “¿A qué ha venido hoy aquí, Sr. Zapatero?”
#1

POLÍTICA [Imagen: 0000008983.jpg]
La derecha de ´patadón y tente tieso` se repite siempre
Del “Váyase, Sr. González” al “¿A qué ha venido hoy aquí, Sr. Zapatero?”
José María Aznar consiguió incorporarse a los anales del parlamentarismo trabucaire cuando le espetó al entonces presidente del Gobierno aquello de “¡Váyase, Sr. González!”. Ayer, Mariano Rajoy siguió la estela de su antecesor en el PP y le soltó a José Luís Rodríguez Zapatero: “¿A qué ha venido usted hoy aquí?”

<!-- A Rajoy le hubiera gustado o&iacute;r de boca de Zapatero que hab&iacute;a ido al Congreso para reconocer urbi et orbe que se hab&iacute;a equivocado, que la crisis econ&oacute;mica no hab&iacute;a surgido de Estados Unidos y que no se hab&iacute;a extendido por la mayor&iacute;a de pa&iacute;ses desarrollados, sino que la hab&iacute;a engendrado &eacute;l personalmente.

Confesando sus pecados
A Rajoy le hubiera complacido escuchar a Zapatero confesando sus pecados. Por ejemplo, le hubiera henchido de satisfacci&oacute;n o&iacute;rle una frase como &eacute;sta: &ldquo;He venido aqu&iacute; hoy para decir p&uacute;blicamente que hago m&iacute;as, Sr. Rajoy, sus palabras de ayer, martes, en Pamplona, al decir que le parec&iacute;a terrible que yo utilizara el aborto para distraer la atenci&oacute;n sobre la crisis. Ten&iacute;a usted raz&oacute;n. El aborto no interesa a la sociedad espa&ntilde;ola. Me arrepiento y pido perd&oacute;n por ello&rdquo;.

Sabios consejos
A Rajoy le hubiera encantado tambi&eacute;n que Zapatero se hubiera arrepentido de no haber hecho caso de los sabios consejos que, en torno a la crisis, le hab&iacute;a hecho llegar el propio Aznar, en el transcurso de un acto celebrado en el real Sitio de San Idelfonso, en Segovia. Este real Sitio no llega a ser el monasterio del Escorial -el de la boda de Estado entre Alejandro el Neomagno y la princesita Ana Aznar Botella- pero tiene ciertamente su historia y su empaque.

El hombre milagro
Sentenci&oacute; Aznar: &ldquo;La crisis es la cosecha de cuatro a&ntilde;os de gasto p&uacute;blico excesivo&rdquo;. Nada de Estados Unidos ni de hipotecas extranjeras. La crisis la provoc&oacute; Zapatero en Espa&ntilde;a, repartiendo dinero p&uacute;blico a espuertas. No lo hubiera hecho y otro gallo nos cantara. Acertado consejo del hombre milagro. &ldquo;Espa&ntilde;a va bien. Yo soy el milagro&rdquo;, hab&iacute;a declarado Aznar, el 20 de mayo de 1997, al The Wall Street Journal, el peri&oacute;dico recientemente comprado por su amigo Murdoch, de quien ahora es un distinguido asalariado.

Ra&iacute;do y fracasado
Otros consejos de Aznar desechados por Zapatero: &ldquo;La tarea de un gobernante en crisis consiste en afrontar la situaci&oacute;n econ&oacute;mica para volver al crecimiento y al empleo, con decisiones serias, y no pu&ntilde;os en alto desde un radicalismo izquierdista, ra&iacute;do y fracasado&rdquo;. &iexcl;Cu&aacute;nta clarividencia la de Aznar! Decisiones serias y no pu&ntilde;os en alto [lo que no es lo mismo naturalmente que brazos en alto, que de eso ya se encargan los aliados de Silvio Berlusconi]. La foto de Rodiezno, con Zapatero levantando el pu&ntilde;o y cantando La Internacional -rodeado de sindicalistas mineros- s&iacute; que es denigrante, y no la de las Azores.

Una crisis mundial
Pero estas cosas no las entiende, ni las quiere entender, Zapatero, cada vez m&aacute;s &ldquo;ra&iacute;do&rdquo; y &ldquo;fracasado&rdquo;. &iexcl;Qu&eacute; le vamos a hacer! Se empe&ntilde;a en explicar que la crisis econ&oacute;mica es una crisis mundial. Que afecta a muchos pa&iacute;ses, entre los cuales se encuentran desde Estados Unidos a Alemania, Gran Breta&ntilde;a, Italia o Francia y, por supuesto, Espa&ntilde;a. Que los Gobiernos nacionales apenas pueden encarar la crisis con medidas propias. Que no falla en exclusiva el modelo econ&oacute;mico espa&ntilde;ol &ndash;aunque sea manifiestamente mejorable-, sino que la crisis ha puesto tambi&eacute;n patas arriba los modelos de otros pa&iacute;ses muy importantes, por cierto gobernados &eacute;stos por la derecha.

Bobo solemne
Todo esto a Rajoy le parece un cuento chino o un cuento de Calleja [no Calleja, el periodista, sino la famosa editorial de libros para ni&ntilde;os]. El cree &ndash;como su padrino- que Zapatero se niega a tomar &ldquo;medidas serias&rdquo;. &iquest;Qu&eacute; quiere decir &ldquo;medidas serias&rdquo;? Est&aacute; muy claro. Pues quiere decir que son serias y no son fr&iacute;volas, insolventes o chistosas. Que desciende la inflaci&oacute;n porque el precio del petr&oacute;leo ha descendido al fin; no importa. Que el Gobierno trata de rebajar al m&aacute;ximo posible el n&uacute;mero de parados mediante un plan de empleo espec&iacute;fico, dotado con 1.106 millones de euros; chorradas o bober&iacute;as del bobo solemne.

Los descamisados
Que las pensiones m&iacute;nimas subir&aacute;n un 6 por ciento de media; demagogia peronista para contentar a los descamisados. Que se incrementar&aacute; la inversi&oacute;n en infraestructuras; mentiras y embustes. Que se crear&aacute;n viviendas protegidas con avales del ICO; Rajoy le podr&iacute;a replicar con otra frasecita de las de ayer: &ldquo;Deje de ser parte del problema, si no est&aacute; capacitado o dispuesto a dar soluciones o a contribuir a ellas&rdquo;. En definitiva, otra forma de decirle Rajoy a este presidente: &ldquo;&iexcl;V&aacute;yase, Sr. Zapatero!&rdquo;. Y que la derecha se repite siempre. Le fascina eso de patad&oacute;n y tente tieso.

Enric Sopena es director de El Plural
-->A Rajoy le hubiera gustado oír de boca de Zapatero que había ido al Congreso para reconocer urbi et orbe que se había equivocado, que la crisis económica no había surgido de Estados Unidos y que no se había extendido por la mayoría de países desarrollados, sino que la había engendrado él personalmente.

Confesando sus pecados
A Rajoy le hubiera complacido escuchar a Zapatero confesando sus pecados. Por ejemplo, le hubiera henchido de satisfacción oírle una frase como ésta: “He venido aquí hoy para decir públicamente que hago mías, Sr. Rajoy, sus palabras de ayer, martes, en Pamplona, al decir que le parecía terrible que yo utilizara el aborto para distraer la atención sobre la crisis. Tenía usted razón. El aborto no interesa a la sociedad española. Me arrepiento y pido perdón por ello”.

Sabios consejos
A Rajoy le hubiera encantado también que Zapatero se hubiera arrepentido de no haber hecho caso de los sabios consejos que, en torno a la crisis, le había hecho llegar el propio Aznar, en el transcurso de un acto celebrado en el real Sitio de San Idelfonso, en Segovia. Este real Sitio no llega a ser el monasterio del Escorial -el de la boda de Estado entre Alejandro el Neomagno y la princesita Ana Aznar Botella- pero tiene ciertamente su historia y su empaque.

El hombre milagro
Sentenció Aznar: “La crisis es la cosecha de cuatro años de gasto público excesivo”. Nada de Estados Unidos ni de hipotecas extranjeras. La crisis la provocó Zapatero en España, repartiendo dinero público a espuertas. No lo hubiera hecho y otro gallo nos cantara. Acertado consejo del hombre milagro. “España va bien. Yo soy el milagro”, había declarado Aznar, el 20 de mayo de 1997, al The Wall Street Journal, el periódico recientemente comprado por su amigo Murdoch, de quien ahora es un distinguido asalariado.

Raído y fracasado
Otros consejos de Aznar desechados por Zapatero: “La tarea de un gobernante en crisis consiste en afrontar la situación económica para volver al crecimiento y al empleo, con decisiones serias, y no puños en alto desde un radicalismo izquierdista, raído y fracasado”. ¡Cuánta clarividencia la de Aznar! Decisiones serias y no puños en alto [lo que no es lo mismo naturalmente que brazos en alto, que de eso ya se encargan los aliados de Silvio Berlusconi]. La foto de Rodiezno, con Zapatero levantando el puño y cantando La Internacional -rodeado de sindicalistas mineros- sí que es denigrante, y no la de las Azores.

Una crisis mundial
Pero estas cosas no las entiende, ni las quiere entender, Zapatero, cada vez más “raído” y “fracasado”. ¡Qué le vamos a hacer! Se empeña en explicar que la crisis económica es una crisis mundial. Que afecta a muchos países, entre los cuales se encuentran desde Estados Unidos a Alemania, Gran Bretaña, Italia o Francia y, por supuesto, España. Que los Gobiernos nacionales apenas pueden encarar la crisis con medidas propias. Que no falla en exclusiva el modelo económico español –aunque sea manifiestamente mejorable-, sino que la crisis ha puesto también patas arriba los modelos de otros países muy importantes, por cierto gobernados éstos por la derecha.

Bobo solemne
Todo esto a Rajoy le parece un cuento chino o un cuento de Calleja [no Calleja, el periodista, sino la famosa editorial de libros para niños]. El cree –como su padrino- que Zapatero se niega a tomar “medidas serias”. ¿Qué quiere decir “medidas serias”? Está muy claro. Pues quiere decir que son serias y no son frívolas, insolventes o chistosas. Que desciende la inflación porque el precio del petróleo ha descendido al fin; no importa. Que el Gobierno trata de rebajar al máximo posible el número de parados mediante un plan de empleo específico, dotado con 1.106 millones de euros; chorradas o boberías del bobo solemne.

Los descamisados
Que las pensiones mínimas subirán un 6 por ciento de media; demagogia peronista para contentar a los descamisados. Que se incrementará la inversión en infraestructuras; mentiras y embustes. Que se crearán viviendas protegidas con avales del ICO; Rajoy le podría replicar con otra frasecita de las de ayer: “Deje de ser parte del problema, si no está capacitado o dispuesto a dar soluciones o a contribuir a ellas”. En definitiva, otra forma de decirle Rajoy a este presidente: “¡Váyase, Sr. Zapatero!”. Y que la derecha se repite siempre. Le fascina eso de patadón y tente tieso.

Enric Sopena es director de El Plural


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje
Último mensaje por Grullos
15-09-16, 21:15



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)