Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

el ocaso de la pesca
#1

[SIZE="4"]El ocaso de la pesca [/SIZE]

[Imagen: 3654437.jpg]

04.05.10 - 03:19 - JESÚS GONZÁLEZ | AVILÉS. elcomerciodigital.com
El ocaso de la pesca. El Comercio

La falta de alternativas hace temer al sector su desaparición a medio plazo.El sostenimiento de las importaciones, el alza del gasóleo y las restricciones a las capturas son causas de preocupación .Cuatro lanchas faenando en las costas asturianas y cocinas surtidas con merluza africana. Ese es el futuro que, a medio plazo, auguran diversas fuentes para el sector pesquero local. El modo en que se desarrollan las distintas políticas orientadas a la pesca y la propia evolución de la actividad habrían sumido al sector en un proceso casi sin retorno.

«El futuro es muy negro. No se puede decir de otro modo», afirmaba ayer el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores Virgen de las Mareas, Gregorio López. A su entender, los síntomas que se vienen denunciando en los últimos años, y que se presumían pasajeros, parecen haber llegado para quedarse. El sector está enfermo, y armadores y pescadores no ven una salida clara.

El mantenimiento de las importaciones masivas de pescado, especialmente de especies tradicionalmente importantes para la flota asturiana, como la merluza, el bocarte o el pixín, el incremento del precio del gasóleo y las crecientes restricciones a las capturas, son las tres principales causas de los males del sector pesquero avilesino.

En todos ellos, entienden desde la Cofradía de Pescadores, tiene una relevante responsabilidad la Administración pública. Ya sea Bruselas, Madrid o Gijón -sede de la dirección general de Pesca-, en el sector se sienten a merced de unas decisiones políticas contra las que poco margen de actuación les queda. «No se cuenta con nosotros para nada», afirma López. «Se limitan a llamarnos cuando van a hacer algún cambio, nos sientan en Madrid y nos dicen que 'esto es lo que hay'. Esta es una batalla perdida», protesta el patrón mayor avilesino, quien recuerda que, en el caso de Asturias, «estamos hablando del futuro de muchos puestos de trabajo».

Un ejemplo de los negativos efectos de las decisiones políticas en la normal actividad del sector, apunta el patrón mayor, es lo ocurrido en la presente campaña de xarda, donde el sistema de cuotas impuesto desde Bruselas dejó a la flota asturiana bajo mínimos mientras buques portugueses podían faenar en los mismos caladeros al contar aún con cuota suficiente para ello.

«Todo son palos para el sector. Cada vez nos cierran el círculo más y más, se nos restringen las capturas y las zonas de pesca», indicó López, quien insistió en que «el sector es el primer interesado en que se preserven los recursos pesqueros», pero «de acuerdo con estudios serios» y sistemas más justos. «El problema es que no hay alternativas. No se nos plantean más posibilidades que el desguace», protesta.

Vedas
López recordó que el proceso de regulación de la actividad del sector ha sido progresivo. «Primero se nos habló de vedas temporales en los caladeros de 'El Callejón' y 'La Carretera', luego de El Cachucho, ahora del cañón de Avilés, donde faenamos todas las artes... Vamos de mal en peor, porque en todas esas decisiones no se cuenta con el sector para nada», asevera un preocupado patrón mayor.

López señalaba que esas vedas y esas restricciones ponen en clara desventaja a la flota del Cantábrico con respecto a la de otras zonas, que no cuentan con las mismas limitaciones en sus capturas y que se ven beneficiadas por las importaciones masivas de pesca fresca que se vienen denunciando en los últimos años.

Un ejemplo de todo ello es la presente temporada de bocarte. La reapertura del caladero después de cinco años de veda no ha sido lo satisfactoria que se podía presumir en un principio. El armador y portavoz de la flota asturiana de cerco, Rafael Rodríguez, destaca cómo las capturas están siendo discretas y, pese a ello, los precios muy bajos.

«El caladero estuvo cinco años cerrado, pero en ese tiempo las conserveras siguieron haciendo anchoa con la importación de bocarte de Italia, Croacia o Turquía. Se han abierto a esos mercados y, ante la incertidumbre de lo que fuera a pasar en el Cantábrico, siguen importando», indicó el armador. Algo similar, añade, ocurre en el mercado detallista. «En este tiempo, se ha traído bocarte en fresco del Mediterráneo, que sigue llegando a los mercados». Ante eso, los precios no acaban de subir, se siguen manteniendo bajo mínimos.

Bocarte en Vizcaya
Como ejemplo, Rafael Rodríguez apuntaba los resultados obtenidos por la flota asturiana de cerco durante la última semana de actividad en la rula vizcaína de de Ondarroa. «Hemos estado cerca de los límites del cupo por barco, que según los tripulantes puede rondar los tres mil kilos, más o menos. Con esas cantidades se han llegado a precios que no llegaban a los tres euros», indicó el armador.

Según recordó, los precios en subasta «estaban entre 2,3 y 2,7 euros el kilo; sólo en los mejores días andaban en 4, 5 ó 6 euros el kilo», añadió acerca de unas jornadas en las que el bocarte descargado ya era de un buen tamaño, «de entre 30 y 32 unidades por kilo».

Ante esa situación, Rodríguez estima que a la flota de cerco no le queda otra opción que «seguir funcionando» y confiar que la industria conservera vuelva de nuevo al bocarte cantábrico a partir de futuras campañas. «A esta, como mucho, ya le quedarán apenas dos o tres semanas», apunta el armador, quien ya piensan en retornar a Asturias con su barco, como lo han hecho dos de sus colegas, para centrarse en la pesca de la sardina.

Sin embargo, la situación del bocarte, con importaciones de pescado que se pueden considerar circunstanciales, no es la misma que en el de otras especies como la merluza o el bonito. En el primero de los casos, especialmente, el sector avilesino observa la implicación de grandes intereses económicos.

«Alguien está haciendo mucho dinero con esas importaciones», indicó Gregorio López acerca de una actividad de gran interés para industrias transformadoras que operan mayormente en aguas del Atlántico sur y del océano Índico, entre otras.
A esos intereses de las grandes empresas del sector, armadores y pescadores suman otro factor en el que vienen insistiendo desde hace tiempo: el del recurso a las importaciones como un modo de regular los precios del pescado, la cesta de la compra por extensión. «A nadie se le escapa que se puede intervenir en el mercado para bajar determinados precios y equilibrar las cifras de inflación ante la subida repentina de otros productos», indican desde el sector.

Sea quien sea el beneficiado, el sentir de los armadores avilesinos es que esas importaciones hacen que «el pescado del Norte acabe tirado por los suelos», con unos precios tan bajos que hacen de la pesca una actividad poco rentable.

A ello contribuye, añade Gregorio López, otro de los aspectos que comprometen de forma notable la actividad de la flota: el alto precio del gasóleo.

«Había bajado algo en meses pasados», indica el patrón mayor, «pero desde hace aproximadamente un mes vuelve a estar a niveles muy altos». Esos niveles se aproximan a los que llevaron al sector, especialmente a la flota comunitaria y al arrastre, a movilizarse por una situación que hacía peligrar su viabilidad económica. Con precios de carburante por las nubes y una cotización mínima de la merluza, esos barcos parecían condenados al amarre.

«Futuro incierto»
La leve mejoría de meses posteriores, no obstante, parece más bien un espejismo. «Volvemos a estar como estábamos, con un futuro totalmente incierto», insistía Gregorio López.

Ante ese panorama, todas las fuentes consultadas coinciden en destacar la necesidad de que se articulen las necesarias alternativas que permitan el mantenimiento de los puestos de trabajo o que, al menos, eviten el desmantelamiento de todo el sector pesquero que temen los armadores y pescadores más pesimistas de entre los consultados.

( OJO AL DATO) SE ESTA MATANDO LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)