Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Escandalo monumental
#1

30/01/2010
[Imagen: punto_rojo.gif] El Plural / Artículos de opinión

Otros artículos | [Imagen: ico_sobre.gif] Enviar | [Imagen: ico_impresora.gif]
[Imagen: detalle_rojo.gif] ARTÍCULOS DE OPINIÓN
  • [Imagen: 0000014678.jpg&an=38]
  • CORAL BRAVO

    30/01/2010



Retazos
Escándalo monumental
En la infame línea política depredadora y extorsionista con la que lleva años coaccionando a la opinión pública con mensajes falsos y catastrofistas, el PP estuvo muchos meses, a raíz der la formación del Gobierno navarro en 2007, incordiando con el cuento chino de “Zapatero vende Navarra a los terroristas”. Era una de esas calumnias infundadas que, a menos que se tengan las neuronas un poco escasas, los españoles interpretábamos como otra repulsiva ruindad más del partido de Rajoy.
El tiempo ha demostrado que Zapatero no vendió Navarra a nadie, y que, sin embargo, mientras los adalides peperos proferían esas calumnias capciosas, una parte de Navarra se estaba literalmente “regalando” como consecuencia de la modificación que hizo el Gobierno Aznar de la Ley Hipotecaria. Esta modificación ha permitido a la Iglesia católica , desde 1998, registrar a su nombre más de mil bienes inmuebles del patrimonio público sólo en esta Comunidad Foral.

Y se ha hecho público este tema porque un grupo de alcaldes de municipios navarros se percataron de estos hechos y se agruparon, para defender ese patrimonio que estaba siendo “expoliado”, en una Plataforma (Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro); una plataforma cuyo objetivo ha sido denunciar estos hechos e intentar la restitución a lo público de esos bienes inmuebles (casas parroquiales, ermitas, iglesias, solares, etc.) que la Iglesia ha estado escriturando, en base a esa palanca legal que le propició la derecha.

Esta asociación de alcaldes y ciudadanos navarros acaba de editar un libro que titulan “Escándalo monumental” con el que pretenden informar, en base a los datos fehacientes del Registro de la Propiedad, sobre los cientos de casos de inmatriculación que, a través de esta “oscura” vía, la Iglesia ha llevado a cabo en los últimos años, en el desconocimiento de la opinión pública y con el único costo, según informan, de 20 euros por cada inmueble inscrito.

Siguiendo criterios de metodología científica, a través de una simple observación analítica de los hechos (trasladando el conocimiento obtenido de una realidad a la que se tiene acceso a otra realidad similar más amplia) podemos concluir que estas actuaciones no se limitan a Navarra, sino a todo el país. La modificación de la Ley Hipotecaria afecta a todas las regiones y, con toda probabilidad, en el resto de España ha ocurrido lo mismo, aunque nadie lo haya denunciado.

¿Qué titular emplearían Rajoy y Arenas para definir estas actuaciones, en caso de no haberse producido gracias a su patrocinio?. Pero, dejándonos de hipótesis y ciñéndonos a la realidad, lo cierto es que estos hechos muestran la más que evidente tendencia del PP a perpetuarse como el brazo político de la Iglesia católica; muestran que la ancestral simbiosis derecha reaccionaria-poder eclesial sigue visiblemente vigente en España, tras más de treinta años de democracia.

Demuestran el carácter obsoleto y medieval de una derecha que se niega a modernizarse y a adecuarse al discurso democrático. Y evidencian, en cualquier caso, la inmensa distancia que puede existir entre la retórica clerical y la realidad; desenmascaran la voracidad inagotable de una institución, la católica, que habla sistemáticamente de las bondades de la pobreza, de caridad y austeridad, mientras se llena los bolsillos con bienes que son patrimonio público.

Y también estos hechos confirman la imperiosa necesidad en España de una reforma que avale, siempre respetando la libertad de conciencia de los ciudadanos, la separación de las iglesias de los asuntos de Estado. Mientras así no sea, la democracia española no será del todo democracia, porque, parafraseando de nuevo a Sebastián Jans, la democracia es laica o no es democracia.

Coral Bravo es Doctora en Filología y miembro de Europa Laica


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)