Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Expertos y ecologistas piden la inclusión de Obaya en el Paisaje Protegido del Sueve
#1

Expertos y ecologistas piden la inclusión de Obaya en el Paisaje Protegido del Sueve
[INDENT]- Aseguran que hay razones geológicas, biológicas e históricas[/INDENT] [INDENT]- En el enclave natural existe un nicho de helechos tropicales, una rara especie muy escasa en toda la Europa continental[/INDENT]
Mientras la Consejería de Medio Ambiente continúa trabajando en el borrador que servirá para declarar la Sierra del Sueve Paisaje Protegido, las voces contrarias a la gestión del Gobierno regional continúan aumentado. El último detalle que trae de cabeza a expertos y ecologistas es la no presencia del manantial de Obaya entre los kilómetros cuadrados afectados por la futura calificación. Estaba claro que algo así podía suceder porque si en un principio -hace ya quince años- el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias contemplaba pegar la etiqueta de especial protección a una superficie de más de 81 kilómetros cuadrados, la denominación se limita ahora a seguir la senda marcada por el área que es Lugar de Interés Comunitario (LIC). Se trata sólo de 34,54 kilómetros cuadrados. Tal es así que la parte que le correspondía al municipio de Ribadesella se ha apeado de la declaración, quedando terrenos de Parres, Colunga, Caravia, Piloña y Parres.

Al parecer, entre ellos no estará el manantial de Obaya, ubicado en la zona de Colunga. Situado en la base septentrional del Sueve, cerca de Gobiendes, se trata, en palabras del director científico del Museo del Jurásico de Asturias, José Carlos García Ramos, de «un enclave natural único y privilegiado» debido, entre otras circunstancias, a que es lugar de desagüe del macizo montañoso, a través de unas redes subterráneas de agua. Ni qué decir tiene que el agua es de «una gran calidad» No en vano, recuerda el también profesor titular de Geología en la Universidad de Oviedo, «la traída de agua a Colunga se hace desde este manantial que también aporta sus aguas al río Espasa».

Recuerda García Ramos que hay muchas más razones para incluirlo dentro de la declaración. Por un lado, con un interés obvio para la Geología, es el lugar donde se encuentra la falla del Sueve, y en ella se han dado una serie de mineralizaciones importantes: «Hubo una mina de cobre de la que todavía se pueden ver restos, así como azurita y malaquita, algunas de las mineralizaciones del cobre más habituales». Destaca el profesor la «importancia de la vegetación autóctona que hay en el entorno». Pero sin duda la atención se centra en la aparición de un nicho de helechos tropicales por la zona, «una especie muy rara en toda Europa», dice García Ramos.

Y lo corrobora la ex profesora de Biología y Botánica de la Universidad de Oviedo Rosa María Simó, que en su día, hace ya más de treinta años realizó un estudio sobre la especie: «Era un nicho ecológico muy importante que, de seguir igual, habría que tratar de preservar». Y es que hace años que Simó no pasa por el paraje así que «todo podría haber cambiado». En su momento, «era la primera vez que se encontraba algo así en Asturias y sucedió porque había un microclima muy específico, con mucha humedad, y una luz tamizada debido a la cavidad en la que se encontraban. Todo ha podido cambiar en estos años», finaliza.

El biólogo Juancho Aspra, que gestiona el Centro de Interpretación de la Sierra del Sueve, conoce mejor que nadie la fragilidad del enclave y confirma que los helechos siguen allí. El aula organiza muy pocas visitas al año al paraje y con grupos muy reducidos, conscientes del tesoro natural que es el manantial. En este sentido, Aspra es categórico y asegura que el lugar «debería formar parte del Paisaje Protegido del Sueve, como otras tantas zonas». Aún así es partidario de esperar a que el borrador se formalice para ver «en qué acaba todo esto» y añade una opinión: «Sea como sea, hay que recordar que hasta ahora no teníamos nada por mucho que se hablara de la Sierra del Sueve y de su protección».

No acaba aquí la relación de razones por las que el territorio debería incluirse. El director científico del Muja acude a un par de libros. El primero, publicado en 1928 por Aurelio del Llano. En él, el autor asegura que en una cañada umbrosa próxima a Gobiendes y al pie del Sueve «se alza un peñasco con una cueva en la que encontré vestigios de haber sido habitada por los hombres paleolíticos». El segundo corresponde a uno de los diarios que escribió Gaspar Melchor de Jovellanos en el que describe una bella cascada que sólo puede tener lugar en este enclave.

Más opiniones

Así las cosas, el naturalista y estudioso de la Sierra del Sueve Ignacio Abella no puede más que esperar que finalmente se incluya y confía en ello. «En principio no está dentro de la declaración y no hay manera de entenderlo pero creo que se va a subsanar y que ha podido ser un error. De lo contrario, sería muy extraño».

Ya en su día, la Coordinadora Ecoloxista D'Asturies dejó claro en un comunicado su «oposición» al proyecto del Principado de reducir el Paisaje Protegido del Sueve «a la mínima expresión». Iba más allá al asegurar que resultaba «preocupante que desaparezcan grandes cantidades de terrenos de los municipios de la franja costera en zonas con importante presión urbanística» y apuntaban al Ave del Cantábrico como «una amenaza». Lógicamente, también lamentaban la exclusión del manantial de Obaya.

www.llastres.com
Foros de Llastres y Lluces

Si tienes alguna duda con el uso del foro, échale un vistazo a nuestra AYUDA.


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)