Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

la autoestima de MAYOR OREJA
#1

La autoestima de Mayor Oreja

HABLA BIEN DE TI MISMO, QUE LUEGO la gente no se acuerda dónde lo ha oído. Esta máxima es principio vital para Jaime Mayor Oreja y su entorno, que hace un buen trabajo, de tal manera que han colocado la idea no ya de que lo hizo bien en la cartera de Interior, algo demostrable, sino casi de que ha sido el mejor ministro del Interior de la historia de la democracia, Mariano Rajoy incluido. El propio líder del PP se presta al juego, y pese a que ocupó el mismo mando sobre los Cuerpos de Seguridad, le concede a Mayor una superioridad que posiblemente no se merezca y hasta sea injusta. Pero el objetivo está cumplido: una vez creada la imagen, ya se puede decir lo que uno quiera, que estará avalado como sentencia de la primera autoridad en la materia. A la consolidación colabora con entusiasmo la falta de coraje de Rajoy para liderar a su partido en política antiterrorista.

El caso es que para valorar sus explosivas declaraciones nos hacen partir de un error: que se trata de la voz más autorizada para hablar de terrorismo, a la vez que la más honrada, y que todos los demás lo que buscan es la destrucción de España. Por eso propongo un análisis desde el principio: empezar por su etapa como ministro del Interior.

Generosidad con ETA
Cuando el 5 de mayo de 1996 Mayor llega al ministerio, se encuentra con varias cosas. La primera, que un militante del PP y funcionario de Prisiones, Ortega Lara, se encuentra secuestrado por ETA desde el 17 de enero. La segunda, que los resultados electorales han obligado a su partido a pactar con el PNV y a que Aznar y Arzalluz se autodescubran como dos relevantes estadistas. El año viene caliente, y mientras se despedían los socialistas del poder, los etarras han asesinado a Fernando Múgica, Francisco Tomás y Valiente y Ramón Doral, y en solo 15 días en el cargo le regalan a Mayor su primer cadáver, el de Miguel Ángel Ayllón, un sargento de Ingenieros asesinado con una bomba en Córdoba.

El 23 de junio, ETA se sacaba de la manga una tregua de siete días, que por supuesto no impidió que en julio asesinaran a un empresario. Con Ortega Lara secuestrado y ya con el sabor de un entierro en los labios, a Mayor Oreja no le tembló el pulso para anunciar el 29 de junio que se trasladaba a cárceles próximas al País Vasco a 33 presos de ETA, más de la mitad de ellos con las manos manchadas de sangre. Otros 14 pasaban a tercer grado penitenciario, un nivel vedado hasta entonces para los terroristas. Nadie le preguntó al ministro si ante la muerte y el secuestro, contestar con generosidad era una claudicación, si todo era una estrategia del autoproclamado mejor ministro del Interior habido y por haber o era una imposición del PNV para prestar su apoyo político a Aznar.

Más asesinatos
Con minitregua o sin ella, el 11 de noviembre de aquel 1996 ETA respondió a la generosidad de Mayor secuestrando a Cosme Delclaux y arrancó el año con dos asesinatos más. No fue suficiente para que el ministro del Interior dudara de su generosa estrategia y el 7 de febrero anunció el traslado de otros cinco etarras y el paso a tercer grado de siete más. Puede que no les diera tiempo a llegar a sus nuevas cárceles cuando ETA se lo agradeció a Mayor, tres días después, asesinando cruelmente a un magistrado del Tribunal Supremo en Madrid y a un peluquero en Granada. Aquel mes enterramos a otras dos víctimas de ETA. El 19 de junio se enviaron a cárceles cercanas al País Vasco a otros seis reclusos, sin que nos afectaran los tres asesinatos de marzo, abril y mayo.

Miguel Ángel Blanco
Después de tantos asesinatos y tantos traslados de etarras a prisiones más cómodas, por fin ETA liberó, previo pago, a Delclaux y, casualidades de la vida, ese mismo día la Guardia Civil dio con el inhumano zulo de Ortega Lara, que ya hubiera deseado para sí uno de aquellos traslados. Ese mismo julio ETA respondía a tanta atención con sus presos de una forma muy especial: secuestró y asesinó al concejal del PP Miguel Ángel Blanco, al que siguieron otros tres entierros antes de que Mayor anunciara medidas de alivio para otros 15 etarras. Y se me acaba el papel, pero espero que sea suficiente como para que Mayor Oreja considere infame este resumen, tal y como me parecen a mí sus declaraciones.

Que disfruten de interviú.ALBERTO POZAS DIRECTOR DE INTERVIU Y TERTULIANO DE HORA 25 DE LA CADENA SER Y LOS DESAYUNOS DE LA MAÑANA DE TVE


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)