Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

La guerra del pp no es combatir la crisis
#1

ARTÍCULOS DE OPINIÓN
ENRIC SOPENA
27/02/2010



Cabos sueltos

La guerra del PP no es combatir la crisis, sino liquidar a Zapatero y poner a Rajoy

El PP se ha sacado de la manga para justificar lo injustificable que no podrá pactar nada con el Gobierno hasta que éste cancele la subida del IVA. Van, pues, los populares de coartada en coartada, como han hecho siempre, aunque la mayoría de sus coartadas sean o ridículas o demagógicas. Congelar el IVA significaría otro rejón estremecedor para las maltrechas arcas del Estado. Esta situación es consecuencia de la nueva Gran Depresión económica, que se ha extendido en la mayoría de los países desarrollados o en vías de ello.
Quien, como Alberto Ruiz Gallardón, más ha incrementado el endeudamiento del Ayuntamiento de Madrid hasta elevarlo a unas cifras faraónicas –por encima y con gran diferencia de cualquier otro Ayuntamiento importante de España- tendría que ser más cuidadoso a la hora de sumarse al coro genovés en estas cuestiones. Téngase en cuenta además que la grave crisis económica que sacude al Ayuntamiento madrileño es totalmente ajena a la crisis financiera internacional. Entre los motivos de estos números rojos –escalofriantes- que atenazan a la Villa y Corte sobresalen, entre otros factores, la desmedida tendencia a la grandeur del alcalde.

Polémica tasa
Es curioso, pero mientras Gallardón ataca también al Gobierno y le exige que rectifique su política anticrisis –que no contempla bajar los impuestos-, nadie en la jauría mediática conservadora osa recordar estos días la reciente y polémica tasa sobre residuos urbanos que aprobó in extremis el alcalde y que han de pagar, si o sí, los madrileños. ¿Subió o no subió por tanto Gallardón los impuestos para salvar de momento los muebles municipales? Los subió porque -estando el Ayuntamiento de Madrid prácticamente en bancarrota- era preciso obtener dinero como fuere.

El capitán del barco
De qué manera se llegó en el municipio de Madrid a esta encrucijada es, en todo caso, discutible. Pero Gallardón habría actuado con solemne irresponsabilidad, si no hubiera recurrido a esa tasa. El capitán del barco –al margen de sus errores y de sus aciertos- tiene la obligación de que no se hunda el navío y con él los tripulantes y los viajeros. ¿Por qué Rajoy critica la subida del IVA y no ha dicho ni una sola palabra recriminando a Gallardón por la referida tasa?

Crédito inexistente
El crédito de la derecha en orden a pactos de Estado es mínimo, por no decir inexistente. Si el Gobierno hubiera bajado el IVA, probablemente Mariano Rajoy o su excelso Montoro habrían declarado que o José Luis Rodríguez Zapatero subía el IVA o ellos no pactarían las medidas básicas para hacer frente a la crisis. Hay que desengañarse. Rajoy y sus comparsas no buscan para nada que el clima económico y social mejore mediante un acuerdo de Estado –que, al menos, generaría confianza en los ciudadanos de este país-, sino que sueñan con el desplome generalizado e insoportable.

La puntilla
Esta circunstancia, de producirse, sería la puntilla para Zapatero y su Gobierno. Y abriría las puertas del palacio de la Moncloa a Rajoy. Por eso ni han procurado en momento algunos consensos con el Gobierno en materia económica ni les importa un rábano. Les importa el poder a cualquier precio. En la oleada dialéctica de ayer defendiendo el “no” a pactar con el Ejecutivo, si no cancela el Ministerio de Economía y Hacienda la subida del IVA, Esteban González Pons, hay que reconocérselo, tuvo la virtud de hablar claro.

Adelanto electoral
El portavoz oficial de Génova 13 se mostró partidario de un adelanto electoral, puntualizando que al no tener Zapatero soluciones para superar la crisis, lo que debería hacer es convocar elecciones de inmediato o cambiar de presidente. Un Gobierno recién salido de las urnas –subrayó- tendría fuerza para combatir la crisis. La claridad de González Pons es sin duda de agradecer. No oculta lo que en realidad desea el PP por encima de cualquier otra cosa. Desea la caída en picado del PSOE y, por ende, volver a gobernar.

Deseo legítimo
Este deseo es legítimo en una democracia. Sin embargo, no es lo que ahora quieren los ciudadanos. La mayoría de los españoles, incluyendo no pocos votantes del PP, lo que quieren es que los dos grandes partidos y los otros menos grandes, también, cierren filas unos con otros. La unidad ante las calamidades es parte, y positiva, de la condición humana. Pero la derecha quiere desmarcarse y hacer la guerra por su cuenta.

La espina del 14-M
Su guerra no es la de la mayoría de los ciudadanos. Su guerra es liquidar a Zapatero para sacarse la espina del 14-M –no lo olvidemos- y para que los conservadores regresen a su estado natural según ellos. Al fin y al cabo, la historia de España certifica que, de un modo u otro - muchas veces por la fuerza y otras, pocas, por los votos- quien más tiempo ha gobernado aquí ha sido la derecha. ¿O no, Sr. Rajoy?

Enric Sopena es director de El Plural


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)