Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

La sentencia de Sintel condena a los hermanos Mas Canosa, amigos de Aznar
#1

[Imagen: 0000003856.jpg] [Imagen: detalle_gris.gif] 02/01/2008

Los cubanos anticastristas, con los que colabora el ex presidente, detrás de operaciones terroristas

La sentencia de Sintel condena a los hermanos Mas Canosa, amigos de Aznar

V.V.

A mediados de diciembre se conoció la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso Sintel, en la que se ha procesado a ocho de los imputados por insolvencia punible, relacionados todos ellos con la empresa MasTec, compradora de esta entonces filial de Telefónica y propiedad de los herederos del empresario cubano Jorge Mas Canosa. Además, se archivó la causa contra otros dieciséis imputados, algo que los cerca de 2.000 trabajadores que fueron despedidos al quebrar la empresa en 2001 han recurrido. El resultado del juicio, que ha pasado muy desapercibido en la mayoría de los medios de comunicación, vuelve a poner de manifiesto las amistades peligrosas de José María Aznar, a quien se acusó en 1996 de dar un trato de favor a los Mas Canosa con la operación de compra-venta de la empresa.

Y es que esta familia cubana, además de salir condenada en este juicio, tiene conocidas vinculaciones con la financiación de terroristas anticastristas. En agosto de 2006, Jorge Mas Santos, hijo del histórico líder del exilio cubano Jorge Mas Canosa, confirmó ante los micrófonos de la Cadena SER su cercanía con el ex presidente del Gobierno José María Aznar: “Aznar nos ha dicho que podemos contar con su apoyo al igual que el de la fundación FAES que él preside”, decía Mas Santos, ahora condenado por el caso Sintel, la filial de Telefónica que fue vendida a su empresa familiar en 1996 y quebró en 2001 dejando sin trabajo a cerca de 2.000 personas.

"Progresiva descapitalización"
Según la sentencia del magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, se "distrajeron importantes cantidades de dinero procedente de Sintel en favor de la familia Mas", utilizando varias sociedades en Puerto Rico, México o EE.UU., y, además, ejecutaron "actos para la progresiva descapitalización" de la filial de Telefónica, a través de avales y préstamos, que le llevaron, entre otros factores, a la quiebra.

"Desmantelamiento patrimonial"
Los Mas, "guiados por el ánimo de obtener un beneficio económico a costa del patrimonio de Sintel (...) coadyuvaron conscientemente al desmantelamiento patrimonial de lo que era Sintel con el desgajamiento de sus sociedades filiales, todo ello con incumplimiento de las obligaciones tributarias de llevanza de la contabilidad mercantil o libros o registros fiscales", añade el texto de la sentencia. Entre los condenados se encuentran los hijos de Mas Canosa, Jorge y Juan Carlos Mas Santos. Para los responsables de Telefónica, sin embargo, se ha archivado la causa, aunque los sindicatos han recurrido el sobreseimiento.

Trato de favor de Aznar
El Plural ya publicó en su día cómo la compra de Sintel por MasTec fue duramente criticada por los sindicatos al considerar que Mas Canosa y los suyos habían tenido un trato de favor por parte del gobierno popular de Aznar: los líderes del exilio cubano, afincados en Miami, compraron Sintel a precio de saldo. Se ha publicado que estos empresarios cubanos pudieron ganar en la operación más de 180 millones de euros (unos 30.000 millones de las antiguas pesetas).

Patrocinio de terrorismo
El profesor Juan Torres López recuerda en Rebelión que Jorge Mas Canosa, a través de su organización, la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), ha patrocinado actos de terrorismo contra el régimen de Fidel Castro. Su fundación, en la que colabora Aznar, podría ser declarada “organización criminal” según se viene barajando desde 2000, cuando comenzaron a destaparse las vinculaciones del organismo con la campaña de asesinatos de Pinochet y la denominada Operación Cóndor de persecución y asesinato a los opositores de ciertas dictaduras latinoamericanas en las décadas de los setenta y los ochenta.

Doble rasero
El hecho de que Aznar colabore tan estrechamente con estos exiliados de Miami no deja de ser una muestra de un doble rasero que diferencia entre terroristas según apunten sus gatillos contra uno u otro sector de la sociedad. Mientras el PP ha utilizado constantemente la figura de Aznar como ejemplo de la lucha antiterrorista contra ETA, el ex presidente avala una organización, la FNCA, que no duda en utilizar métodos violentos contra el régimen de Castro.

Relaciones peligrosas
El Plural ya adelantó que las relaciones de Aznar y de algunos otros políticos del PP con la Fundación Nacional Cubano Americana se remontan a antes incluso de que Aznar llegase al poder en 1996. En 1995, Mas Canosa prestó su avión a Aznar para hacer una gira política por América Central. Canosa fue uno de los invitados al Congreso del PP en 1996. Una vez Aznar en el poder, en noviembre de aquel año, se creó la Fundación Hispano Cubana, una especie de filial, del lobby anticastrista afincado en Miami. Poco tiempo después, se formalizó la compra de Sintel, con los resultados ya conocidos.




<CENTER>
José María Aznar, entre ladrones y financiadores de terroristas </CENTER>

Juan Torres
Ganas de escribir


La reciente sentencia sobre el caso SINTEL pone de actualidad las relaciones de Aznar con personajes como el fallecido Mas Canosa y sus hijos, ahora reconocidos como ladrones y de hace tiempo vinculados a terroristas. Conviene recordarlo.
La Audiencia Nacional española acaba de sentenciar sobre el llamado caso SINTEL, una empresa filial de Telefónica que fue vendida a bajo precio a Jorge Mas Canosa, el empresario de origen cubano asentado hasta su muerte en Estados Unidos.

Después de una gestión desastrosa la historia terminó con casi dos mil trabajadores despedidos, grandes pérdidas para el Estado y altos beneficios para los empresarios.

Ahora, el juez ha dictaminado que los hijos del fallecido Jorge Mas y otros directivos, "guiados por el ánimo de obtener un beneficio económico a costa del patrimonio de Sintel (Sistemas e Instalaciones de Telecomunicación SA) (...) coadyuvaron conscientemente al desmantelamiento patrimonial de lo que era Sintel con el desgajamiento de sus sociedades filiales, todo ello con incumplimiento de las obligaciones tributarias de llevanza de la contabilidad mercantil o libros o registros fiscales". Vamos, que robaron.

La sentencia ha pasado casi desapercibida en la prensa y, sobre todo, que Jorge Mas Canosa no solo fue un ladrón sino un patrocinador de terroristas y financiador y amigo del ex presidente español José María Aznar.

Hace poco, el hijo de Mas declaraba a la cadena SER que “Aznar nos ha dicho que podemos contar con su apoyo al igual que el de la fundación FAES que él preside”, confirmando así que seguían las buenas relaciones entre Aznar y su familia.

El periodista Pascual Serrano mostraba hace ya siete años (aquí) las vinculaciones entre la familia Mas, el exilio cubano y las actividades criminales y terroristas que a su amparo se llevan a cabo, hasta el punto de que se barajaba que su organización, la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), con la que colabora Aznar, fuese declarada una “organización criminal”. Y otros medios han puesto de relieve sus vinculaciones personales, políticas y financieras (basta hacer una búsqueda rápida en google o, por ejemplo, pinchar aquí).

http://www.juantorreslopez.com/


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)