Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Malos tiempos para el urbanismo
#1

[SIZE="4"]Malos tiempos para el urbanismo[/SIZE]

Tres de los cinco Ayuntamientos que redactan sus planes generales tienen trabas

[Imagen: 3696217.jpg]

10.05.10 - 02:37 - EVA SANROMÁN [email protected] | LLANES.
Malos tiempos para el urbanismo. El Comercio

La crisis, y también las trabas jurídicas, han trastocado algunos de los planes urbanísticos de los concejos del Oriente de Asturias. Las villas turísticas por excelencia, los paraísos de la segunda residencia, han echado el freno para dejarle paso al crecimiento ordenado. Tal vez no eran las previsiones iniciales, pero la recesión les pilló justo en el momento en el que tocaba redactar los planes para el futuro, y el sentido común imperó entonces en los distintos equipos de Gobierno. Los concejos de Parres, Cabrales, Colunga, Ribadesella y Llanes están programando su futuro y en los presupuestos generales de sus ayuntamientos ya no se incluyen partidas económicas a ingresar fruto de grandes promociones inmobiliarias. Las urbanizaciones han dejado paso a las pequeñas edificaciones. La vista, en algún caso, se ha puesto en los vecinos y en su poder adquisitivo para comprar una vivienda. Ha llegado el frenazo del ladrillo en forma de documento oficial y dentro de pocos meses, de cara a la temporada estival, está previsto que salgan a información pública, al menos tres de los planes, Llanes, Ribadesella y Colunga. Comenzará el periodo de sugerencias, alegaciones y modificaciones que se consideren susceptibles de ser admitidas.

Y eso que en algunos de ellos los rayos de la justicia se han quedado para dar sombra, y la luz y taquígrafos que se exige para garantizar la transparencia, y evitar los dobles fondos de cualquier norma urbanística, ha quedado relegada a una desconfianza eterna. Llanes es, tal vez, el caso más evidente. Justo cuando el concejo se encuentra inmerso en sacar adelante un modificado Plan General de Ordenación (PGO) diseñado desde el consenso se hace pública una sentencia, que el Ayuntamiento recurrirá, pero que, a priori echa por tierra los planes urbanísticos previstos en La Talá. El TSJA ha anulado el Plan Parcial por el que se iban a construir en esta zona de la villa 480 pisos en bloque y unas 90 viviendas unifamiliares, amén de los dos chalés construidos ya y la urbanización de todo el entorno, previsto para levantar ya las edificaciones futuras. Aquel Plan Parcial estaba dentro del Plan General anulado y, a priori, se incluiría dentro del que ahora se redacta.

Las previsiones del equipo de Gobierno, aunque a expensas de la aprobación de distintos organismos, era tener a exposición pública el documento inicial del nuevo PGO para este mismo verano. Ahora, tal vez los plazos varíen, para arreglar el desaguisado que nuevamente se ha venido a cocinar en el plan llanisco. Hasta la fecha, poco se sabía de la norma que regirá el futuro urbanístico del concejo, pero la alcaldesa, Dolores Álvarez Campillo, sí había dejado claro que en esta ocasión querían hacer las cosas bien y, para empezar, presentaban un documento con el que «no va a haber cambios radicales en el planeamiento, las zonas rurales seguirán siéndolo y las urbanas, también. No habrá grandes edificaciones, corregiremos errores puntuales y se mejorará y ampliará sustancialmente la zona industrial. Urbanísticamente, Llanes seguirá igual». Lo dijo el día en que se hizo público el documento que ahora está a exposición pública y que, desde que se encuentra en ese periodo, va recibiendo entre siete y diez visitas diarias para sugerir «cuestiones muchas veces filosóficas».

En Ribadesella no hay nada declarado ilegal por el momento. Pero el proceso de redacción de su nuevo PGO también va a tener que esperar más de lo deseado, aunque el teniente de alcalde, Francisco Vázquez, es optimista y mantiene la temporada estival como el inicio de la exposición pública del documento inicial. El problema riosellano llegó también esta misma semana. Un año después de la aprobación del documento de prioridades, éste tendrá que repetirse y deberá salir de nuevo a información pública. La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) entiende que el documento aprobado por la corporación municipal en abril de 2009 carece de dos requisitos indispensables. Por un lado, no define la política municipal de suelo. Es decir, no clarifica aquellas zonas reservadas por el Consistorio para la promoción de vivienda protegida. Por otro, tampoco especifica los tres planes alternativos requeridos en todo documento de avance. El equipo redactor del plan entiende que todo está debidamente recogido en el documento, pero la CUOTA asegura que no y que debe repetirse con los correspondientes sesenta días de información pública.

Desde el Ayuntamiento harán lo imposible para dejar un plan pulcro que evite futuros disgustos como los ocurridos en Llanes. Vázquez tiene claras sus ideas, igual que las tenía cuando era concejal de la oposición, y hará que el crecimiento de Ribadesella sea ordenado. Frente a las cinco mil viviendas previstas en la anterior norma urbanística, se prevén en el nuevo plan mil. Para un concejo de poco más de 6.300 personas «no está nada mal», reconoce. Oreyana, con un área de expansión de 400.000 metros cuadrados y la zona ubicada frente a la estación de Feve, para la que se establecerá más densidad de suelo urbanizable que el previsto hasta el momento, serán las dos ubicaciones para centrar las futuras edificaciones. El turismo y sus posibilidades de adquirir una segunda residencia han quedado supeditadas a las necesidades de los riosellanos.

Parres es el tercer concejo en discordia. Su Plan General fue tumbado por los mismos que lo aprobaron, los tres partidos con representación en el concejo, PSOE, IU y PP. En dos meses recibió 391 alegaciones, eso sin contar el demoledor informe de la secretaria municipal que auguraba lo que vendría después. Lo cierto es que el documento parragués ni tan siquiera recogía recogía la mayor urbanización que se está llevando a cabo en la capital del concejo, Arriondas Norte. Y buena parte de construcciones ya aprobadas y en fase de tramitación aparecían situadas en zonas de Especial Protección de Cauces y, por lo tanto, no se podrían llevar a cabo. También había numerosos errores en calificaciones y propiedades de fincas en pueblos como Prestín, Dego, Soto de Dego, Santianes, Huexes, Cofiño o Cuadroveña, entre muchos otros: parcelas agrícolas en uso pasaban a formar parte del núcleo rural y se limitaba el crecimiento natural al calificarse como de interés agrícola las parcelas más fácilmente edificables. El documento también cercenaba el crecimiento del Polígono Industrial de Santa Rita, en Castañera, donde los industriales llevan pidiendo una ampliación desde hace años. Un rosario de errores que provocaron la situación actual, un plan suspendido, «sin plazos concretos para ponerlo en marcha», asegura el concejal de Urbanismo, Antonio de Pedro. El PGO de Parres todavía está en redacción, cuando concluya, el Pleno tendrá que aprobarlo de nuevo para sacarlo otra vez a exposición pública.

Ese paso está más cercano en Colunga. No depende del equipo de Gobierno del Ayuntamiento porque, según explica la concejal de Urbanismo, Patricia Vega, están a la espera de la aprobación de distintos organismos. Por tanto, los plazos se les escapan de las manos aunque si sus previsiones se cumplen, para verano podría estar el documento inicial aprobado y expuesto a información pública. El crecimiento de Colunga «no será excesivo» y se centrará en la villa que da nombre al concejo, en Lastres y en La Isla «para dar respuesta a las necesidades de los vecinos». Al igual que en Ribadesella, la segunda residencia no es la esencia de la norma urbanística. En el caso de Colunga el crecimiento será «en circunferencia» a lo ya construido. En Lastres y La Isla será hacia el Sur.

Y en Cabrales también trabajan para hacer crecer su fisonomía, aunque, igual que en el resto de concejos será «de un modo ordenado y no desmesurado». Lo dice el alcalde, José del Carmen Bustillo. A los cabraliegos aún le queda mucho por andar. Por ahora sólo se está redactando el documento de prioridades, el primer paso para definir la esencia del plan. Falta su aprobación, su exposición pública, sus modificaciones y, después sí, la elaboración del documento inicial, el Plan General propiamente dicho. En Carreña y en Arenas, explica el regidor, «habrá pequeños crecimientos» que, en cualquier caso, circundarán en las edificaciones existentes. Lo que sí pretende el equipo de Gobierno es dejar a un lado los grandes bloques para aprovechar mejor el terreno y potenciar las contrucciones de edificaciones más pequeñas acordes a la esencia rural de los pueblos, así como redefinir las unidades de actuación que había previstas en Poo y en Arenas. La previsión para la posibilidad de levantar vivienda protegida es algo muy a tener en cuenta en las propuestas hechas al equipo redactor, así como la intención de sacar de los núcleos todas las cuadras y edificaciones que tengan que ver con la ganadería. En Cabrales, quieren potenciar la rehabilitación antes que la nueva edificación.

www.llastres.com
Foros de Llastres y Lluces

Si tienes alguna duda con el uso del foro, échale un vistazo a nuestra AYUDA.




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)