Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

No todos los políticos son iguales
#1

Julio Anguita renuncia a su pensión vitalicia como ex-parlamentario
Julio Anguita renunció por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho como ex-parlamentario, argumentando que ?con la pensión que le correspondía como maestro tenía bastante".
Julio Anguita o ¿por qué no todos los políticos son iguales?

Lucas León Simón

Cuando José María Aznar y Felipe González nos dictan al común de los ciudadanos una lección de indecoro e insolidaridad, cuando nos enteramos que María Dolores de Cospedal gana al año 241.000 ? con el cobro de tres sueldos públicos y la Pajin otro tanto por el estilo, cuando sabemos que el presidente de la Diputación de Castellón no tiene mas remedio que declarar un patrimonio de 3,9 millones de euros cuando hace cinco años NO declaraba ninguno, nos enteramos que, de manera totalmente
accidental, se ha sabido que hace siete años, Julio Anguita renunció por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho como ex parlamentario,
argumentando que ?con la pensión que le correspondía como maestro tenía bastante?. Genio y figura. Julio Anguita viene a demostrarnos que el dicho populista de ?todos los políticos son iguales? no se verifica, al menos en su totalidad. Que hay distintas formas de ser y estar en la política, de entender los compromisos éticos y ejemplarizantes de un cargo público y que la erosión que afecta a nuestra moral pública tiene un freno.
No todo es poder y dinero. Tengo la fortuna de ser amigo personal y haber sido de un equipo de gobierno de Julio.
Conozco la sobriedad espartana de su espíritu. Sé que en pocas personas se verifica una mayor consecuencia entre lo que dice y piensa y su modo de vida. Nunca había acabado de entender por qué considera un punto de felicidad dormir la siesta en verano sobre una manta tendida en el suelo, ni por qué su mayor consideración del lujo y del ocio es jugar una partida de dominó al atardecer, cuando está de vacaciones. En esta dura mitología del capitalismo, Julio juega contracorriente. Y su compromiso consigo mismo y con la sociedad, gana.
Julio Anguita hace suyo el lema de Ghandi de ?vivir sencillamente, para que los demás puedan, sencillamente, vivir?. Y desde su antisimetría con el político al uso nos aporta soluciones a nuestros graves problemas con la ética y la estética del cargo público.
Maestro vocacional, traslada la pedagogía a cualquier escenario, y cuando la acción política diaria, quema y unta, Julio la quiere convertir en lección a pequeña y gran escala.
Los ideólogos y profetas de la modernidad, reunidos en torno a un gran medio informativo nacional, pensaron que lo invalidaban para la política cuando acuñaron aquello de
?honrado pero desfasado?. Su huella llegó hasta el Parlamento en voz de algún replicante ?moderno?. ¡Bendito desfasamiento!
Es decir, exentos de las jactanciosas modernidades de los políticos pendientes de la dieta, la nómina y el futuro cargo en el Consejo de Administración de cualquier sucursal
del Gran Capital, Julio Anguita, sin contárselo a nadie, y mucho menos a esos sistemas mediáticos que encumbran la vulgaridad y el populismo, le había dado una soberana patada en el culo al sistema. ¡Métanse su degradante paga vitalicia donde les quepa!
¿ Porqué no seguiran su ejemplo otros ?
Esto tambien lo hizo la cantante griega Nana Mouskouri que estuvo en politica, hasta llegó a ser la representante de Grecia en el Parlamento Europeo y viendo la situación que se avecinaba en su pais hizo lo mismo.
Que pocos actuan así, contados con una mano y sobran dedos.
#2

El ejercicio político se hace en función de unos objetivos que han de estar supeditados a la ética, la moral y la ideología de una persona que ejerce voluntariamente dicha actividad.

En la sociedad actual es evidente que la Ética, la Moral (con mayúsculas) de ejercer voluntariamente una política al servicio de la ciudadanía, en gran medida brilla por su ausencia.

Salvo raras excepciones, existe un gran número de aficionados que buscan el efecto contrario de lo que en esencia debe ser un riguroso ejercicicio político.

Si se hace un seguimiento exhaustivo de muchos políticos podemos ver que son contrarios (sus hechos lo demuestran) a la práctica democrática en su hacer político: Buscan su propio beneficio, apoyan a amigos y familiares, discriminan a los que ellos consideran sus "enemigos".Y algunos, incluso llegan más allá, enriquecen a aquellos que les sobornan, es decir, que entran en el sector de los corruptos.

Un saludo de un ciudadano marginado en política

Hazas


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)