Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Orlando Zapata...¿Un muerto útil?
#1

En una reunión que hubo en Colunga sobre la TDT, llegué a comentar que no sé para qué nos preocupamos tanto por la TDT para la televisión, pues ésta, en muy pocos años va a ser arrinconada en el baul de los recuerdos por INTERNET; pero no sólo va a ser barrida la tele sino que a los periódicos les va a pasar otro tanto de lo mismo.

En Internet vamos a tener todas las televisiones, emisoras de radio, periódicos DEL MUNDO ENTERO, y con solo "silvarle" a una tecla lo vamos a recibir traducido.

Por ejemplo, yo pulsé por casualidad una tecla cualquiera y no me salió nada de Europa ni de Estados Unidos ni de Miami...

Rebelion. Orlando Zapata, ¿un muerto útil?
#2

Por error, puse Armando Zapata, cuando debiera haber puesto ORLANDO Zapata. Perdón por el error

Un saludo de Hazas
#3

"Preguntas en torno a la muerte de Orlando Zapata"
La Isla Desconocida: Preguntas en torno a la muerte de Zapata.
#4

Corregido el titulo Wink

www.llastres.com
Foros de Llastres y Lluces

Si tienes alguna duda con el uso del foro, échale un vistazo a nuestra AYUDA.
#5

Como decía yo el otro día: Gracias a Internet podemos observar que nadie está en posesión de la VERDAD. ¿Por qué tengo que creer a los medios mayoritarios, los que continuamente me están diciendo SU VERSIÓN en función, muchos de ellos, de sus intereses espurios. Pues lo mismo pueden decir otros de los que yo creo que se acercan más a la verdad y que son más honestos.

Pero yo dudo de esos que están al servicio del Capitalismo, que además tienen intereses económicos muy directos en "el desarrollo" (a su manera) de paises superexplotados.

Sobre lamentable muerte del Sr. Zapata##Gabriel Coderch Díaz : Redes Cristianas
#6

Estoy muy acostumbrau a nadar contra corriente, y en esti casu voy a seguir dando brazades en vano...Yo soy de los que busca seguidores, ya estoy acercándome al 99,99 % de los que tengo en contra

Rebelion. Imponer silencio a gritos

me solidarizo contigo, manín

Un saludo afectuoso de Hazas
#7

Willy Toledo publica hoy en el diario "El Mundo" un artículo a modo de aclaración sobre el asunto que le trae loco. Me parece que es rotundo, explícito y honrado:

"
<!-- BEGIN: CONTENT -->
"Caso Zapata": A modo de cierre

Lunes, 08 de Marzo de 2010 16:10 inSurGente.org Estado Español - Política
[Imagen: emailButton.png] [Imagen: printButton.png] [Imagen: pdf_button.png]

[Imagen: wly.jpg]El actor Willy Toledo ha publicado en el diario El Mundo un artículo, donde intenta zanjar lo ocurrido tras sus declaraciones, pero reafirmándose en sus ideas y convicciones.
"Raros son esos tiempos felices en los que se puede pensar lo que se quiere y decir lo que se piensa" (Tácito)

La enorme relevancia pública que han adquirido unas breves palabras pronunciadas por mí el pasado 2 de marzo, en el marco de una actividad cultural ajena a la cuestión que allí me fue planteada, su desmesurada propagación, su equivocado tratamiento por ciertos medios y el ulterior desarrollo de los acontecimientos, convierten en necesaria una explicación más templada, más serena, sobre el significado de tales declaraciones y, sobre todo, de la intención con que fueron vertidas.
Vaya por delante, primero que otra cosa, mi profundo disgusto, mi enorme pesar porque las valoraciones que realicé acerca de don Orlando Zapata, fallecido en una prisión cubana como consecuencia de una huelga de hambre emprendida contra el Gobierno de Cuba, puedan haber sido interpretadas a modo de ataque personal hacia la memoria del Sr.Zapata, hacia sus opiniones o hacia su reputación. No fue ésa mi intención. Si, pese a ello, así se hubiere recibido y asumido, lo lamento y pido, nuevamente, disculpas a su familia y allegados.
Quienes me conocen saben de mi trayectoria personal comprometida con la defensa e implantación de los derechos humanos en todo el mundo. Desde tales posiciones y convicciones, pienso sinceramente que en nuestra sociedad occidental existe una lamentable incomprensión acerca de la realidad latinoamericana en general y de la cubana, en particular, que conduce a utilizar -en particular con Cuba- un doble rasero a la hora de examinar y valorar sus hazañas y sus miserias.
A Cuba le imparten clases de derechos humanos los mismos que planean y ejecutan "guerras preventivas"; le exigen respeto a las garantías penales y procesales quienes miran a otro lado cuando se menciona Abu Grahib o Bagram, quienes crean y mantienen Guantánamo o le dan carta de naturaleza, consintiendo que vuelos secretos con personas secuestradas hagan escala en su territorio o acogiendo en su sistema penitenciario a sus "presos".
A esa isla, con una trayectoria antigua y ejemplar en su defensa contra los distintos intentos de potencias extranjeras de expoliar sus recursos y su dignidad, condenada a sobrevivir en soledad, se le recrimina su pobreza, mientras se mantiene un bloqueo económico asfixiante.
Un bloqueo que no es sino una forma de intervención en sus asuntos internos porque genera -y bien lo saben quienes lo propician- dolor y descontento en los ciudadanos, y potencia la burocratización y el anquilosamiento en sus estructuras de poder. De Cuba se pretende, en fin, que acepte las reglas de la democracia formal en un contexto geopolítico que inexorablemente las transforma en retórica hueca, en coartada para las injusticias y la corrupción.
Informes de denuncia
En estos días se me viene reprochando -en términos hasta injuriosos- haber denunciado la escasa calidad democrática de muchas de nuestras instituciones y prácticas públicas. También en esta materia mis razones, por desgracia, no son sólo mías.
Si atendiéramos con más interés los recientes informes de Amnistía Internacional sobre el estado de los derechos humanos en España, como el hecho público en noviembre de 2009 ["Sal en la herida: la impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos"], sabríamos que las denuncias contra agentes de las fuerzas policiales nacionales, autonómicas y locales de toda España encargados de hacer cumplir la ley están contrastadas y documentadas.
Además, la honda preocupación de Amnistía Internacional es también sentida y compartida por organismos tan poco sospechosos de manipulación o sectarismo como el Comité contra la Tortura, el Relator contra la Tortura de Naciones Unidas o el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura: en tal sentido resultan bien elocuentes los informes de Naciones Unidas sobre la tortura en España suscritos por los comisionados especiales de la organización, Theo van Boven y Martín Scheinin.
¿Y qué decir de la situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros en España? Como mínimo, que no resulta menos preocupante en términos de vulneración de derechos fundamentales, y que su documentación es igualmente amplia.
Sólo a título de ejemplo cabe mencionar el informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que elaboró el pasado año en colaboración con el Servicio Jesuita de Ayuda al Refugiado. Este informe es el resultado de una investigación realizada en tres de los ocho Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) que existen en España.
En este documento se denuncia que esas instalaciones (donde se retiene a los inmigrantes que van a ser expulsados del territorio nacional por lo que son, no por lo que han hecho) constituyen "un agujero negro de los derechos humanos".
En términos semejantes se expresa el informe hecho público también en los últimos meses del pasado año, realizado por SOS Racismo, Médicos del Mundo y Ferrocarril Clandestino: la falta de transparencia, el sistema impune de maltrato a los allí retenidos y el avasallamiento, en fin, de los más elementales derechos humanos, son sus más destacadas conclusiones.
O qué decir del desconocimiento de las condiciones de vida y garantías jurídicas, incluso de su propia existencia, del centro de internamiento para africanos que intentan llegar a las costas españolas, en Nouadhibou Mauritania-, construido con financiación española con fondos de la Unión Europea (según el informe Frontera Sur de la APDH-Andalucía).
Mirada crítica
Podríamos hablar también sobre las denuncias de un sindicato de policía frente a la última circular del Ministerio del Interior sobre los procedimientos de detención de inmigrantes irregulares, que lo tachan en algunos aspectos de ilegal (véase www.inmigrapenal.com).
No intento comparar el régimen cubano y el español, sino simplemente decir que como ciudadanos tenemos el derecho y, en mi opinión, la obligación de mirar dentro de nuestras fronteras y con mirada ciertamente crítica.
Hasta aquí algunas de mis razones, sobre las que sostengo mis pensamientos y en las que apoyo mis opiniones. Porque así han de ser valoradas mis recientes palabras, como juicios subjetivos, como valoraciones personales de mi entorno, expresadas tal vez sin demasiada destreza, sólo soy un ciudadano, un actor- en el ejercicio de un derecho que me asiste y que va más allá del derecho a la libertad de expresión, un derecho más íntimo: el de vivir en armonía con mis convicciones.
Por ultimo, una reflexión: intuyo que lo desproporcionado de la reacción a mis palabras se sustenta no en el hecho de la realidad de las opiniones expresadas, pues hay, como hemos visto, estudios de sobra contrastados y públicamente denunciados, sino en la inquietud que genera que esa misma realidad, expresada en libertad por un personaje conocido, anime algo más al personal a ponerse a investigar. Y eso les lleve a hacerse la misma pregunta que me hago yo, que se hacen tantos: ¿es esto una democracia real? ¿de verdad tenemos tantas lecciones que dar?.
Willy Toledo

Actualizado ( Lunes, 08 de Marzo de 2010 16:19 )
#8

Hay disidentes que no cobran, y son disidentes cubanos que viven en Miami; pero son disidentes de los disidentes que cobran...

Allá va un ejemplo:


De mi disidencia no vivo yo


Max Lesnick
Cubadebate

A mí no me duelen prendas en admitir que estoyen franca minoría con respecto al resto de mis compatriotas cubanos que viven en el sur de La Florida. Sabemos y no creo que haga falta repetirlo, que mis puntos de vista con respecto a la política de Estados Unidos hacia Cuba no son compartidos por la mayoría de mis coterráneos que viven en Miami, lo que me convierte en un verdadero “disidente”. Aquí estar contra el bloqueo a Cuba y abogar por las mejores relaciones entre Cuba y Estados Unidos es un pecado capital. Discrepar de los más, desde una posición minoritaria, me convierte en un ente extraño en Miami. Ser aquí un “disidente” puede ser algo peligroso. Años atrás, cuando Miami era “la ciudad de las bombas”, hubo once atentados terroristas contra la revista “Réplica”, una publicación semanal de gran éxito de la que yo era director.
Intentos de asesinatos contra mi persona no faltaron en aquellos tiempos, cuando por escribir lo que pensaba sin temor ni favor, me llevó al camino de la discrepancia para convertirme en uno de los primeros exilados “disidentes” de Miami.

No voy a negar que si bien tengo muchos amigos y compañeros de ideas que respaldan mi posición, para los más extremistas de la derecha, soy un "execrado”. Un "comunista” que merece el castigo infame de morir carbonizado en una pira incendiaria en la esquina del restaurante Versalles de la calle ocho de la Pequeña Habana.

Sin embargo mi "disidencia” no me lleva a declararme en "huelga de hambre” suicida, en protesta porque el gobierno norteamericano no me complace en mis deseos de cambiar su política exterior en relación con mi país de origen, o porque la Casa Blanca no decreta la libertad -como podría hacerlo de un plumazo el presidente Barack Obama- de los cinco cubanos antiterroristas presos en cárceles norteamericanas que cumplen injustas y largas condenas de cárcel, mientras connotados terroristas como Luis Posada Carriles y Orlando Bosch gozan de plena libertad en Miami y son considerados “héroes” por la extrema derecha del exilio cubano.

Disentir de los demás, aunque sea desde una posición equivocada según el sentir y pensar de los otros, no constituye en sí un acto criminal. Pero si bien discrepar de la mayoría es un derecho inobjetable que debe ser respetado por todos, gobernantes y ciudadanos, esa actitud contestataria no puede servir en mi opinión para encubrir conductas que conlleven contubernios con gobiernos extranjeros y mucho menos si quienes se prestan a tales rejuegos están motivados por mezquinas razones económicas.

Vivo desde hace muchos años en Miami y he aprendido a convivir en una ciudad donde reina la intolerancia y el extremismo político más irracional. Algo que tiene que ver más con los cubanos que con los norteamericanos. Me duele decirlo pero es la verdad, para vergüenza de mis compatriotas cubanos. En mi caso mi “disidencia” es respetuosa para las costumbres y leyes del país donde resido, expresando siempre lo que pienso sin cortapisas ni sordinas.

Para mi no es nada fácil ser un cubano "disidente” en Miami. Aunque si de algo estoy orgulloso es que puedo decir en alta voz que nadie me paga por lo que hago o por lo que digo. Que nunca he cobrado, ni ayer ni hoy, salario alguno de un gobierno cubano o extranjero. Por lo menos de mi "disidencia” no vivo yo.


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)