Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Partido Popular: historia de una gangrena
#1

  • ANDRÉS VILLENA OLIVER

    04/11/2009




Molestar es lo que cuenta
Partido Popular: historia de una gangrena
El esperado “supermartes” llegó y, como muchos nos temíamos, no ha sucedido absolutamente nada de interés. El morbo de la cita no ha sido suficiente para provocar ningún cambio real en el Partido Popular. Pero para entender esto hay que conocer la personalidad de su líder y del partido que éste lleva comandando desde 2004. Recapitulemos.


Derrotado por sorpresa en 2004, Rajoy, sucesor del ascendido a los cielos Aznar, decide permitir que todos sus compañeros en el partido se lancen de manera anárquica y sin piedad contra el Partido Socialista durante cuatro años. El resultado es una legislatura frenética e inútil de la que el PP consigue como máximo éxito la supervivencia electoral. Derrotado por segunda vez, Mariano rehúsa dimitir y decide probar haciendo, a primera vista, todo lo contrario.

La purga…
De esta forma, y en pleno estallido de una crisis económica de la que el Ejecutivo no quiere hablar, Rajoy despide silenciosamente a la vieja guardia: símbolos como Acebes, Zaplana, Martínez Pujalte, María San Gil, Sirera, Ortega Lara y Astarloa son barridos sin piedad por un marianismo que se ha vuelto rosa y busca la denostada paridad zapaterista. El nuevo PP decepciona a todos pero mantiene un equilibrio de fuerzas –dirigentes, barones regionales, militantes-compromisarios- favorable para que, al menos, el líder siga en su puesto durante un tiempo y pueda organizar una estrategia propia.

…y los restos
Este giro provoca, además, sonoros efectos secundarios: Alcaraz sale disparado de una AVT que decide quedarse en casa, al igual que el Foro Ermua; Ciutadans firma su acta de retirada y, por fin, Jiménez Losantos se suicida dejándose despedir de COPE y fundando una radio minoritaria que ya nadie va a tener en cuenta. Para colmo, el Foro de la Familia se pelea con sus socios por intereses económicos: vender globitos y camisetas como forma de evitar el genocidio Bibiano. En resumen: Rajoy traiciona también a los lobbies de la derecha, que sobran en este nuevo acto. Como consecuencia, hasta Rouco pide un partido de fundamentalistas, cuyo extremismo únicamente desencadenaría un nuevo gobierno del PSOE.

Lo imponderable…
Hete aquí que el viaje al centro emprendido por el temeroso líder de la diestra no ha sido suficiente y van a surgir nuevas complicaciones: las victorias en Galicia y Bruselas, junto con una crisis económica que deja en la calle a cuatro millones de personas, sólo dan un par de puntos a una derecha en teoría fortalecida por la debacle financiera. Unos conservadores que van a vivir en primera fila un cataclismo con nombre alemán: Gürtel, o la otra cara de los prósperos Gobiernos de Aznar, en los que se hizo algo más que enchufar a amiguitos en las grandes empresas privatizadas. Y, encima, quedan dos tercios de un sumario que se come a un presidente regional y señala con el dedo a quien se encarga del dinero en el PP. No hay forma de escapar.

La Caja del poder
El cruce de acusaciones y casi careos, la falta de organización y las divisiones llegan hasta Caja Madrid –un poder que, en ciertas manos, puede salvar e impulsar empresas de gente influyente- donde además surgen los odios personales entre Aguirre y Gallardón. En este escenario, el millonario filántropo Manuel Cobo se inmola públicamente anunciando desde PRISA –en vez de desde Génova 13- lo que la mayoría de los ciudadanos tiene en la cabeza: Aguirre es, en realidad, una bruja del Siglo XV.

El puñetazo
Con este panorama, y lo que queda por llegar, Rajoy parecía haber dado un golpe en la mesa. Pero el puñetazo era suave: el líder del PP tiene las manos atadas al carecer de base social para entusiasmar con un proyecto propio y personal. El PP se parece cada vez más a la AP de Fraga y a la jaula de grillos que llegó a gestionar hasta Jorge Verstrynge. Los militantes, alarmados ante la pérdida de tiempo y recursos, miran al moderado registrador de la propiedad, que parece satisfecho de un trabajo que no se ve por ninguna parte.

Palomitas
De este modo, y según debemos deducir, el eterno Rajoy, el padre de familia, el militante entregado, el dirigente siempre disponible, parece estar opositando a base de sufrimiento y ridículo. Zapatero y Blanco deberían rendirse ya y pedir elecciones anticipadas para el próximo domingo, porque parece que el invento se desmonta a toda velocidad y ni los diarios más imprudentes van a poder predecir a tiempo una explosión de la que no va a salir nada constructivo. Estar estos días cerca de Mariano tiene que ser un lujo. Un verdadero lujo.

Andrés Villena es economista, periodista e investigador en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga (UMA)


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)