Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

!que cruz!
#1

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

*
*
MARC LLORENTE
27/03/2010




Gallinero Político

¡Qué cruz!

Las reformas que incluye el proyecto de Ley de Economía Sostenible son absolutamente necesarias. No hacía falta esperar el zarpazo de la recesión para tenerlas en cuenta. Es importante cambiar el modelo de producción en los próximos años y parece lógico gobernar con perspectivas de futuro. No sólo con la intención de arreglar los daños de hoy, sino con el propósito de prevenir las posibles averías de mañana. Las cuestiones laborales, económicas, financieras y ecológicas tienen que mejorar pensando siempre de cara a la población. La sostenibilidad en cualquier aspecto es la clave de este asunto.

La innovación y la investigación resultan tan imprescindibles como llevarse un vaso de agua a la boca. El crecimiento económico no se puede apoyar principalmente en el sector de la construcción. El hacer frente a los desafíos nos demanda ver más allá de las narices. Pero también es totalmente necesario que las buenas intenciones se conviertan en una realidad progresista. Los espejismos, el relumbrón o los maquillajes no conducen a nada. Y se requieren soluciones eficientes y benefactoras para la amplia mayoría.

Nuevo paquete anticrisis
Las medidas anticrisis nos las sirven empaquetadas. El producto se elabora con unos u otros ingredientes, con sugerencias o apoyos o no de los grupos parlamentarios, y lo consumimos tras ponerlo en la cesta de la compra. La creación de puestos de trabajo, el crédito o la rehabilitación de viviendas buscan el auxilio de los demás o el acuerdo del Ejecutivo con un PP en estado constante de rebelión populista. La cooperación nunca es mala si los fines son correctos. La austeridad, obligatoria en estos instantes sin que debiera suponer perjuicio a una ciudadanía castigada habitualmente. Más aún ahora.

Dueños del cortijo
La factura de la crisis recae en la clase trabajadora aunque Zapatero diga que no quiere reducir derechos. La política social consiste en unos subsidios que no pueden cubrir las distintas necesidades de los destinatarios. Esto no significa ninguna ovación para la “prosperidad” cacareada por FAES y Josemari, quienes pregonan un “éxito económico” basado en el afán privatizador y en adelgazar a los débiles para que sigan creciendo los fuertes. O sea, que los dueños del cortijo, la especulación y los pelotazos manejen a los peones a su libre antojo y que se reduzca el gasto público con el único y exclusivo fin de perjudicar a los ciudadanos y alimentar los abusos de poder de la derecha extrema.

Propuestas valientes
Así funcionan las “propuestas serías y valientes” de los populares. Éstos defienden la reducción del déficit pero, según las comunidades autónomas gobernadas por el PP, el plan de austeridad del Gobierno para las autonomías es simple humo. La Comunidad de Madrid y la de Valencia son de las más endeudadas, lo que no impide atacar a Zapatero cuanto sea preciso con tal de arañar votos y de que Rajoy alcance la cumbre del podium nacional. Los reyes de la propaganda capitanean unas austeridades consistentes en el derroche institucional o en bajada de impuestos que beneficie a los que más tienen.

El oleaje de la crisis
El paisaje nos empuja al desaliento. Las olas de la crisis que nos invade impiden a ZP controlar el buque por la dirección más adecuada. Hay que tener, sin embargo, voluntad, ingenio y constancia. El presidente no quiere circular por el rumbo de la peor derecha ni tampoco le dejan navegar por las aguas económicas del progresismo. Rajoy lo tiene más claro. Los golpes de autoridad funcionan. De una manera caciquil, naturalmente, y al estilo de la burbuja especulativa, financiera e inmobiliaria. Imaginemos. El líder de la oposición, vinculada al caso Gürtel, saca el aro estrecho de sus caprichos, la gente pasa por él a cambio de un mendrugo… y todos tan felices. ”Échame pan y llámame perro”, afirma el refrán castellano. ¡Qué cruz! No la de la crucifixión de Jesucristo que se conmemora en Semana Santa. La de los sufridos pobladores del mundo y de este país.

Marc Llorente es periodista y crítico de espectáculos
Otros artículos | Enviar Enviar | Imprimir
Último comentario: 29/03/2010 10:57
6 comentarios

*

SEÑORITA ESCARLATA, porfa, no ofenda a las Sras. Pu


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)