Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

rajoy puede estar contento asi se las ponian
#1

ARTÍCULOS DE OPINIÓN
ENRIC SOPENA
06/03/2010



Cabos sueltos

Rajoy puede estar contento. Así se las ponían a Fernando VII

Francisco Correa, el jefe máximo de la trama Gürtel –palabra que en alemán quiere decir correa-, ha sido autorizado por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para personarse en la causa abierta contra el juez Baltasar Garzón. Como explicaba ayer muy bien el diario El País, “el motivo de la querella es la decisión [adoptada por Garzón] de intervenir las comunicaciones en prisión de los principales implicados en la red con sus abogados, ante la sospecha de que éstos pudieran blanquear el patrimonio obtenido de manera ilegal por sus clientes”.
¿Pero dónde estamos? ¿Hasta dónde pretenden sorprendernos en su osadía algunos jueces del Supremo? Resulta -para pasmo, ira y sonrojo de la mayoría de los ciudadanos- que el <i>padrino </i>de una mafia de corrupción política tan importante como la <i>Gürtel </I>se ha convertido, con el visto bueno de una serie de magistrados del Supremo, en acusador del juez que lo metió en la cárcel y que además contribuyó decisivamente a desarticular a una buena parte de los integrantes de la banda que él dirigía desde muchos años atrás.

Fanfarria mediática
De momento, hay casi un centenar de imputados, consecuencia del trabajo ímprobo de Garzón. Por eso lo pusieron a parir, lo machacaron, lo insultaron y lo denigraron. Todo esto lo hicieron altos representantes de la derecha política, acompañados por su fanfarria mediática, infatigable, tenaz y con firme voluntad manipuladora. O demoledora.

El CGPJ
Garzón ha presentado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su escrito de alegaciones. El magistrado aprieta el acelerador y manifiesta sin tapujos que hay una “cruel campaña” de acoso contra él. Puntualiza que estas maniobras se iniciaron cuando él empezó a destapar el <i>caso Gürtel</I>. Y viene a decir que el objetivo verdadero es que los inculpados dispongan, cuanto antes, de una especie de patente de corso.

Fernando de Rosa
No olvida solicitar en su defensa que “se abstengan de participar en las deliberaciones del CGPJ” tres personas. Se refiere a dos vocales –Margarita Robles y Gemma Gallego- y al vicepresidente del Consejo, Fernando de Rosa, al que califica de tener “amistad íntima” con el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps. Garzón subraya que Camps es “persona de la cual se dedujeron indicios de delito”. Una afirmación exacta que en el PP nadie se atreve a pronunciar.

Perversa operación
Nos hallamos, pues, frente a una perversa operación en toda regla, dispuesta a conseguir como sea la inmunidad de los presuntos delincuentes, casi todos ellos militantes o dirigentes del Partido Popular. Inmediatamente después de que estallara el escándalo El Plural comenzó a evocar paralelismos evidentes entre el <i>caso Naseiro </i>y el <i>caso Gürtel</I>. Advertimos del riesgo de que se repitiera un final feliz para los supuestos malhechores, casi todos ellos en la órbita de la derecha <I>genovesa</I>.

El <I>caso Naseiro</I>
Así aconteció con el <I>caso Naseiro</I>. Entonces todos los pringados –con pruebas elocuentes- salieron del atolladero judicial limpios de polvo y paja, gracias a una dudosa interpretación del Supremo respecto a una cuestión de procedimiento. Creímos que nunca más se volvería a contemplar otro bochornoso espectáculo similar a aquel. Hemos de reconocer, sin embargo, que probablemente nos equivocamos. Garzón ha señalado a Federico Trillo –el estratega judicial del PP, que sabe mover a sus peones con éxito- y a Esperanza Aguirre como responsables de cuanto ha pasado y puede aún seguir pasando.

Conservador de toda la vida
Mientras, al frente del CGPJ y del Supremo se encuentra Carlos Dívar, un conservador de toda la vida, integrista católico e incapaz de decir basta a tanto desafuero. Dívar fue elegido para su puesto por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras ser consensuado con Mariano Rajoy. Nos pareció esa designación una iniciativa muy errónea y así lo escribimos en El Plural cuando se produjo. El presidente Dívar es de derechas. Y el vicepresidente De Rosa es un <i>popular </i>fáctico, íntimo amigo de Camps para mayor <i>inri</i>. Puede estar contento Rajoy. Así se las ponían a Fernando VII.

<i> Enric Sopena es director de El Plural</i>


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)