Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

sobre el muro y los muros¿donde esta la izquierda?
#1

Mar 23
Sobre el Muro y los Muros. ¿Dónde está la izquierda?
articulos Add comments

1º. Lo peor no fue el muro de Berlín, lo peor fue Yalta, donde Stalin jugó una de sus peores bazas en el descarrilamiento de la ilusionante revolución de octubre. El reparto por las potencias victoriosas de la segunda guerra mundial de pueblos y naciones como si se repartiesen cromos, fue estúpido y antisocialista. Churchill pide Grecia. Stalin traiciona a los comunistas griegos y se lo entrega porque recibe Polonia, Hungría, Rumania, etc. La URSS ha derrotado sí al fabuloso ejército nazi arrastrándole desde Stalingrado a Berlín, pero su heroicidad no puede ser compensada con la entrega de pueblos a un pretendido socialismo cuando éstos pueblos no lo reclaman aunque hayan sido liberados del nazismo por el ejército rojo que no podía imponer ese socialismo a punta de bayoneta. A Europa no la liberaron cuatro yanquis desembarcados en Normandía cuando ya el glorioso ejército rojo estaba a las puertas de Berlín. Además, no solo no liberaron esos países del Este, sino que traicionaron a esos pueblos, entregándoles a una dictadura. Tampoco liberaron a España –que también era y es Europa- y la dejaron esclavizada a un general asesino impuesto por los nazis. Paseándose, años después, por las calles de Madrid, Eisenhower, jefe supremo de ese desembarco nimio, en coche descubierto con el dictador. En ese esperpéntico reparto de pueblos, unos y otros, cuartearon la ciudad de Berlín, poniendo así el primer bloque del muro de Berlín, que, años después, con su caída, no supuso la libertad que se ha celebrado con fanfarria y fuegos artificiales, sino que dejó inerme a las izquierdas de Europa y del mundo con la apariencia de que el capitalismo no tenía alternativa posible. Hecho que desmiente la caída en estos años del muro del capitalismo que supone el crack de Wall Street y el derrumbe estrepitoso de los más importantes bancos. Llega así la hora de las izquierdas si estas saben unirse y no consienten el apuntalamiento de ese capitalismo que ha demostrado su ineficacia y exigen que otra organización del mundo, económica, social y política, sustituya a ese capitalismo que, 20 años después de la caída del muro, ha demostrado que no ha sido capaz de mejorar el mundo, evitando hambrunas, guerras y sangrantes injusticias. ¿O es que acaso el mundo de hoy es mejor que el de hace 20 años?

2º. Félix Monteria, ex director de Público escribió un magnífico artículo el 13 de noviembre, preguntando ¿quién va a derribar los otros muros? Acierta plenamente cuando dice en su artículo: “la situación actual es que el capitalismo neoliberal rige en solitario en el mundo. Sin frenos, se ha transformado en un sistema corrompido en el que no prospera otros valores y que los que cotizan en bolsa y en el que la libertad solo es total para los capitales”. Nos recuerda los lacerantes 703 kilómetros de hormigón armado que Israel construye en Cisjordania entre cuyos meandros se apoderan del agua y de las tierras más fértiles. Añade los 40 kilómetros que asedian Gaza y la muralla de 2.700 kilómetros con la que Marruecos aísla el Sahara occidental; la barrera de 1.100 kilómetros que avanza en Estados Unidos para separarse de Méjico, y nos recuerda también que España tiene sus vergüenzas revestidas de alambradas en Melilla y Ceuta. Y otros muros como el que divide a Chipre o los más ocultos que condenan a casi todo un continente a la explotación y el abandono, provocando guerras tribales vendiendo chatarra bélica, mientras se llevan sus riquezas naturales y donde el Papa se une a las multinacionales farmacéuticas para agudizar sus terribles enfermedades, -esto lo añado yo-. Moreira termina su magnífico artículo refiriéndose al mundo global que se predica avanza dividido en dos, impulsado solo por el maná de la plusvalía. La prosperidad está reservada a una minoría, por eso, la principal barrera, la más sutil y eficaz de las que existen, es la que condena a una gran mayoría a vivir en la desgracia y sin derechos solo por su lugar de nacimiento.
3º. Solo la izquierda en el mundo podría contestar a la pregunta de nuestro comentarista derribando ella esos otros muros. Pero, nos preguntamos, ¿dónde está hoy esa izquierda? Refiriéndonos a nuestra querida España, esa izquierda no está en el Partido Socialista que nos gobierna, a pesar de reconocer la buena voluntad del presidente Rodríguez Zapatero, cuando anunció ir en esa dirección a la que, quizá por que no le han dejado avanzar importantes e influyentes personajes de su Partido, quizá actuando como quinta columna de la derecha. ¿Fueron de izquierda los ministros de Hacienda, Boyer, Solchaga y Solbes?, o también pudieron ser ministros de Hacienda con Aznar, pues son tan defensores del neoliberalismo económico como los ministros de este botarate personaje que se permite sostener la idiotez de que la crisis la ha provocado Zapatero, y el Partido Socialista. Pretendiendo ignorar que surge en los bancos americanos -y en los nuestros- y que se agudiza con la burbuja inmobiliaria, que tampoco es achacable a Zapatero. ¿Por qué Zapatero no profundiza en sus medidas contra la crisis siguiendo una política más de izquierdas que es la única que puede sacar a España de la crisis: más inversiones públicas, sin ningún miedo a endeudarse; una verdadera y profunda reforma fiscal, aumentando los impuestos a los ricos, restableciendo el impuesto del patrimonio, y haciéndolo sin ningún miedo ni complejo, consecuente con sus ideas, si de verdad éstas son socialistas?. Con el valor de apartar de su lado -sean quienes sean- los que le infunden temores y prejuicios, que son, llantos de la derecha. ¿Por qué ha tenido Zapatero que echar mano a los diputados del PNV, y lógicamente ceder a parte de sus pretensiones? La contestación es obvia: porque Izquierda Unida, sólo disponía de dos diputados. Si hubiese tenido 18 o 20, que son los que le corresponden por los millones de personas que en España somos de izquierdas, y el millón de votos que en las últimas elecciones han votado por Izquierda Unida, lógicamente se hubiese apoyado para aprobar los presupuestos del próximo año en esos diputados de la izquierda y hubiese atendido parte de sus peticiones, de enfrentarse a la crisis desde la izquierda, sin concesión alguna a la derecha.

¿Y por qué Izquierda Unida solo tiene dos diputados?. Por el llamado voto útil de los cientos de miles o quizá millones de españoles de izquierda que no la votaron porque sabían que su voto no iba a servir para nada con el sistema electoral vigente y prefirieron votar al PSOE aunque sea tapándose las narices, para evitar el desastre de un gobierno de Rajoy, nombrado por el delincuente internacional señor Aznar.

El sistema electoral español no solo no es constitucional, sino que además no es democrático, que exige que cada hombre sea un voto. Esta injusta e ilegal Ley electoral, infringe el Artículo 68 de nuestra Constitución que sostiene que el Congreso se compondrá de Diputados elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, para repetir en su punto 3, la elección se verificará en cada circunscripción atendiendo a criterios de representación proporcional . ¿Es posible cambiar esta Ley electoral? Obviamente por vía Parlamentaria no, pues los dos partidos mayoritarios y los partidos nacionalistas impiden la existencia de una representación proporcional que anula a las izquierdas y que les permite beneficiarse con esa inconstitucionalidad y esa burla de la democracia. Esos partidos nunca lo van a consentir. ¿Qué hacer? Quizá ha llegado el momento de pensar en otros procedimientos de lucha. Evidentemente no me refiero a lucha violenta ni a terrorismo. ¡¡Faltaría más!! Me refiero a una lucha pacífica pero enérgica y contundente. Una huelga general política tampoco es posible con los Sindicatos actuales, y evidentemente, tampoco sería aconsejable en estos momentos, dada la situación económica de España con más de cuatro millones de parados. Descartada la huelga general, ¿por qué no una huelga de hambre de cientos de personas que nos asentemos sobre las escaleras del Parlamento, que estemos dispuestos a sacrificar, si incluso llega el caso, nuestra propia vida, exigiendo algo tan elemental como que se devuelva de verdad la soberanía al pueblo, que es lo que se consiguió en la Transición, pero que, luego, las maniobras de unos y otros han burlado con una Ley electoral que no permite que esa soberanía popular se manifieste con el número de Diputados que les corresponden proporcionalmente al número de ciudadanos que se sienten de izquierdas y que defraudados, desilusionados, se quedan en casa o falsean su voto, como digo tapándose la nariz. Esa izquierda desilusionada ha permitido que la derecha y los Obispos se hagan dueños de las calles y, lamentablemente quizá, en las próximas elecciones lleve al corrupto partido de las extrema derecha español, que no es otro que el PP, a gobernarnos con más de los mismo.

Por mi parte, a mis 83 años, estoy dispuesto a ser una de esas personas de izquierdas que se siente en esas escaleras del Parlamento exigiendo esa devolución de la soberanía al pueblo, por lo que ya hace muchos años luché y arriesgué mi vida. No me importa volverlo a hacer, si ello es necesario para que de verdad el pueblo sea soberano.

He asistido al XVIII Congreso del Partido Comunista de España y XX del PCA. He escuchado entusiasmado las intervenciones de jóvenes comunistas que son el futuro del nuestro heroico Partido Comunista. Me ha estremecido la intervención de Cayo Lara -una magnífica pieza poética recordándonos por qué tenemos que ser comunistas-; el sensato discurso del nuevo Secretario general del PC José Luis Centella; y el del nuevo Secretario general del PCA José Manuel Mariscal y del vicesecretario Luis de Dios, enérgicos, contundentes, y acertados. No puedo por menos que recordar las vibrantes palabras, que me hicieron saltar las lágrimas, de nuestro camarada Diego Valderas.

Todo lo que he visto y oído en los dos congresos me han llenado de optimismo sobre el futuro de nuestro partido que saldrá a la calle a defender una salida de la crisis por la izquierda, que no es otra que la de sustituir las estructuras capitalistas por una nueva organización político, social y económica que no es sino el socialismo del siglo XXI, y no ponerle, como decía el gran Alberti, mediasuelas al capitalismo. Con entusiasmo grito una vez más ¡¡Viva del Partido Comunista de España!! ¡¡Viva la República!!

Teodulfo Lagunero. Militante de la Agrupación Marcos Ana de Alhaurín el Grande (Málaga)LAREPUBLICA.ES

Feedback awaiting moderation

This post has 3 feedbacks awaiting modera


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)