Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

sr.aznar tras 20 años es cierto que"aunque
#1

29/03/2010

El Plural / Artículos de opinión
Otros artículos | Enviar Enviar | Imprimir
ARTÍCULOS DE OPINIÓN

*
*
ENRIC SOPENA
29/03/2010




Cabos Sueltos

Sr. Aznar, tras 20 años, es cierto que “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”

“Hace ahora 20 años en Sevilla, en el X Congreso Nacional del Partido Popular, nació un proyecto político moderado, centrado e independiente”. Así empieza la Tribuna de El Mundo, publicada ayer domingo y firmada por José María Aznar. Su principal interés consiste en la habilidad del autor para introducir hasta tres falsedades en tan escaso espacio.

El PP ha demostrado a lo largo de dos décadas que no es un partido ni moderado, ni centrado ni independiente. El “giro al centro” -del que tanto se vanaglorian Aznar y sus voceros estos días- no fue más que un señuelo propagandístico, un slogan para cínicos, o para bobos, o un espejismo ni siquiera involuntario.

La refundación
No fueron además tan gloriosos, como pretenden hacernos creer los apologistas genoveses, aquellos días de abril, después de la refundación sevillana del partido. De pronto, al flamante nuevo líder conservador -recién llegado con su familia al hotel Jardín Tropical, en Tenerife, para pasar unos días de asueto- le estalló, el lunes de la semana santa de 1990, el caso Naseiro. Es decir, que en orden a escándalos de corrupción, puede decirse que el PP no ha cambiado desde hace veinte años.

El asunto Naseiro
El asunto que lleva el nombre de Rosendo Naseiro, flamante tesorero del PP de la época, hubiera podido llevarse por delante al estado mayor de los populares y ello estuvo a punto de ocurrir, si no hubiera sido por la peculiar interpretación hecha por el Tribunal Supremo en torno al procedimiento judicial respecto a las escuchas telefónicas, lo que propició de hecho la absolución de todos los implicados.

Ni propósito de enmienda
Pero no hubo por parte de los dirigentes del PP ni tan solo propósito de enmienda. Numerosos episodios turbios llenaron los veinte años transcurridos desde entonces. Nos encontramos en la actualidad con el caso Gürtel, que ha cumplido desde que empezó a crecer en la sombra cerca de quince años. También conocemos ahora cómo Jaume Matas metía compulsivamente la mano en todas las cajas que tenía a la vista y se enriquecía aún más que su predecesor en el cargo, Gabriel Cañellas, veterano cacique, similar al de Castellón, Carlos Fabra.

Palabrería huera
Pues bien, el artículo de Aznar en El Mundo omite, en su repaso por estos 20 años últimos, cualquier alusión al fenómeno de la corrupción, aunque, eso sí, recuerda que su partido tiene la profunda “convicción de que una sociedad no puede desarrollarse sin valores de referencia ni principios morales básicos”. Palabrería huera.

Valores y principios
¿Cuáles son los “valores de referencia” de la derecha española? ¿Cuáles son esos “principios morales básicos”? A base de repetir constantemente la falacia de que “el PP es incompatible con la corrupción”, Aznar logró en 1996 su objetivo –estrictamente electoralista- y ganó, aunque por lo pelos, a Felipe González. Hubo también, naturalmente otros factores y otras circunstancias que contribuyeron a la derrota del PSOE. Pero Aznar, Rajoy y compañía jamás se han movido por “valores” y “principios”, sino por oportunismo puro y duro.

Los cuatro primeros años
Los cuatro primeros años del Gobierno Aznar acostumbran a ser exhibidos por algunos como la demostración de que el PP sí actuó como un partido “moderado” y “centrado”. Semejante aseveración tampoco se ajusta a la verdad. ¿Puede considerarse “moderado” y “centrado” un Gobierno que estuvo en un tris, nada más llegar al poder político, de hundir deliberadamente el Grupo Prisa, bastión mediático progresista, que no seguía –más bien todo lo contrario- las directrices emanadas desde Génova 13?

In extremis
Por otra parte, conviene no olvidar que Aznar fue elegido presidente gracias al apoyo in extremis de CiU, PNV y CC. Estos partidos periféricos tienden -por sus orígenes y por otras razones- a la moderación desde posiciones de derecha civilizada. Su presión contuvo, con frecuencia, a Aznar y de ahí viene la leyenda del centrismo popular de 1996 a 2000. Luego, con mayoría absoluta, el PP volvió a las andadas de su autoritarismo casi genético.

Derecha no democrática
¿Habrá que evocar de nuevo el “centrismo” que supuso el entreguismo total de Aznar ante George W. Bush, que culminó en la guerra de Irak? ¿Habrá que recordar el comportamiento de extrema derecha, o derecha sin complejos, de Aznar tras el 11-M? ¿Estar alineado ahora mismo, como lo está Aznar, con el magnate Rupert Murdoch y con los republicanos norteamericanos, cada vez más próximos a la derecha no democrática es una prueba de mesura, sensatez y moderación?

Refrán sabio
Sr. Aznar, veinte años después continúa siendo cierto el refrán sabio que dice: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”.


Enric Sopena es director de El Plural


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje



Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)