Avisu Septiembre 2020: aquellos usuarios que estén rexistraos y no puedan entrar en la su cuenta, que se pongan en contactu con nosotros en [email protected] x

¡BIENVENÍU A LOS FOROS DE LLASTRES, Invitado! Somos la primera comunidad llastrina que se formó en internet, allá por 1998. Puedes registrate de forma gratuita y empezar a debatir, estamos encantados de que formes parte de esta comunidad Smile x

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Vicent: Un corresponsal en La Habana
#1

Vicent: Un corresponsal en La Habana
MARTES, 10 DE AGOSTO DE 2010 20:01 INSURGENTE.ORG ESTADO ESPAÑOL - POLÍTICA

"Mauricio Vicent da asco o cómo ser un mercenario en la prensa escrita", es el título de una reflexión de inSurGente sobre el trabajo de este personaje.

Se pavonea por La Habana en la idea de trabajar para un medio poderoso, capaz de influir en
algunas decisiones del propio gobierno cubano. Su sueldo incluye descalificar el sistema socialista, silenciar sus logros, exagerar sus errores, olvidar el bloqueo y cubrir de gloria a la disidencia pagada desde EE.UU; y todo, para unos lectores ávidos de confirmar su fe en el ninismo, esto es, ni Aznar/Bush ni los hermanos Castro, que para eso hemos re-inventado el capitalismo (rebautizado como "democracia" y "libertad" para que sea más digerible) y que gobernado por la socialdemocracia (llamada "progresista" y "moderna" por sus estómagos agradecidos) resulta ser el mejor de los mundos posibles.
Mauricio Vicent es el corresponsal del Grupo PRISA en Cuba, y escribe a diario en El País crónicas cuyo objetivo es desmoralizar a la gente de izquierda, transmitiendo la idea del desastre que es Cuba y de la urgencia que tiene el país en abrazar el capitalismo para salvarse de un régimen obsoleto y una economía en plena debacle, para poder ser definitivamente una democracia al estilo occidental como Haití, Honduras, Colombia o la República Dominicana.
Vicent comete varios errores en su engañifa. El primero es creer que la gente de izquierdas sigue comprando El País como ocurría hace treinta años. El segundo es pensar que desconocenos quiénes son sus nuevos jefes (el Grupo PRISA atraviesa una situación económica tan desastrosa, que ha decidido ser absorvida por una empresa yanqui de capital sionista). El tercero es ignorar que será el pueblo cubano, y no sus abyectas y pestilentes crónicas, el que decida caminos y atajos, avenidas y malecones que combatan las carencias de un sistema que, por lo demás, es ejemplo de dignidad y orgullo de los que creemos que otro mundo, al margen del capitalismo, es necesario y posible, algo que dadas sus limitaciones no podrá entender jamás el señor Mauricio Vicent.




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)