Interesante artículo de Gregorio Morán

No sé si encaja aquí. Puede que sí sirva con el fin de que se sea más transparente. Y para que cuando se tenga que decir ¡NO! o se tenga que denunciar “algún error” que perjudique a la colectividad, y que altere el buen desarrollo de la Ley y la Justicia, se haga dicha denuncia, pues de no hacerlo, entonces presentar la dimisión.

El héroe contemporáneo, de Gregorio Morán en La Vanguardia at Reggio’s