La Cofradía de Lastres comienza la obra de la Casa del Pescador, en «condiciones lamentables»

La Cofradía de Lastres comienza la obra de la Casa del Pescador, en «condiciones lamentables»

Los pescadores invertirán 612.000 euros para salvar el emblemático inmueble de los años 20, que será para «uso y disfrute del pueblo»

En Lastres acaban de dar comienzo las obras de rehabilitación de la Casa del Pescador, uno de los edificios más emblemáticos de la villa marinera. Sus orígenes se remontan a los años 20 del pasado siglo, cuando fue adquirida por el pósito de pescadores La Unión de Lastres. Deteriorado por el paso del tiempo y las humedades, el antiguo inmueble será ahora objeto de una mejora financiada íntegramente por la Cofradía de Pescadores Santa María de Sábada, que desembolsará 612.000 euros. El esfuerzo económico de la entidad pesquera será así notablemente superior al primer presupuesto, de en torno a los 370.000 euros y elevado hasta la actual cifra por el incremento generalizado de los costes en el sector de la construcción.

Desde la Cofradía de Pescadores, el secretario Carlos Manso indica que analizaron líneas de subvenciones para financiar los trabajos, pero el encaje no fue posible. A la espera están aún de obtener fondos a través de los Grupos de Acción Local de Pesca (GALP) para el mobiliario.

Ante las «condiciones lamentables» que presenta el inmueble, la apuesta de la Cofradía fue «no dejarla caer» y, una vez finalizada la obra, su voluntad es que la Casa del Pescador sea para «uso y disfrute del pueblo».

Contará con un salón multiusos en la planta baja, dos apartamentos en la intermedia y biblioteca en la superior

El proyecto original contemplaba ya esa finalidad y distribuía el interior en un salón multiusos en la planta baja y dos apartamentos en la intermedia. La tarea más compleja se prevé en el último piso, correspondiente a la biblioteca. Esa estancia atesora techos prolijamente decorados de los que penden lámparas simulando timones, estanterías repletas de libros, maquetas de barcos, bitácoras, globos terráqueos y muebles tallados con motivos marineros. Alberga además tesoros como un marco de Nuestra Señora del Carmen, obra del padre Granda Buylla; un tablero original del juego de balandros o de regatas ideado por los hermanos Victorero; y 2.243 libros catalogados, entre ellos dos tomos de ‘El Quijote’ ilustrados por Gustavo Doré en 1875 y cuatro libros de historia natural donados por el rey Alfonso XIII

Mantener la imagen

Manso explica que a Lastres han acudido ya empresas de restauración para valorar la intervención necesaria en ciertos muebles. Dado lo elevado del coste y que no se garantiza que puedan ser recuperados por los daños de la polilla, la Cofradía deberá valorar esa actuación en el mobiliario. En todo caso, el compromiso pasa por preservar al máximo la imagen original de la sala, dotándola además de una mayor funcionalidad.

Por lo pronto, en estos primeros días de obra las tareas en la Casa del Pescador consisten en el vaciado de los bajos y la colocación del andamiaje exterior.

Qué bien que haya sobre la mesa un uso colectivista, al menos en su mayor parte, de un edificiu de tanta historia e importancia pal pueblu! Se sabe si los apartamentos serán para uso turístico o alquiler de larga duración?

1 Like