La construcción de chalés obliga a buscar un nuevo espacio para el parking de La Isla